Saltar al contenido

Cómo cuidar un bonsái ficus

On ne peut pas dire que le Ficus ginseng soit très facile à entretenir, mais si vous gardez un œil attentif et suivez quelques règles de base, cette plante d’intérieur à l’aspect exotique peut être appréciée a lo largo de un buen tiempo. Aquí te contamos todos y cada uno de los cuidados que precisas.

– ¿Qué cuidados precisa el ficus ginseng?

Riego del bonsái

El riego es primordial: con él se disuelven los elementos que hay en el sustrato y de esta forma la planta los puede absorber. Lo primordial es prestar atención al follaje del árbol y la humedad en la tierra.

Riega tu bonsái con agua de lluvia en el momento en que la tierra esté un tanto seca, si aún está un tanto húmeda espera un tanto. Es preferible de esta manera, pues las raíces son muy sensibles al encharcamiento y tienen la posibilidad de pudrirse por carecer de oxígeno. Tenga presente que mucha o muy poca agua causa desórdenes o patologías en las plantas.

Poda

Las higueras argumentan realmente bien a la poda siempre y cuando estén sanas y bien cuidadas. Una rápida prefertilización es de mucha ayuda. El más destacable instante para podar los Ficus es a fines de la primavera. Puede podar hasta mediados de verano, a fin de que tengan tiempo de regresar a medrar.

En las lesiones de poda, el bonsái Ficus retusa suelta una leche blanca (látex). Para bastante gente, esto puede ocasionar quemaduras en la piel, con lo que se aconseja la utilización de guantes al efectuar esta labor.

¿Cuánta luz precisa el Ficus Ginseng?

La luz es un factor fundamental en el cuidado de Ficus Ginseng. No hablamos de la luz del sol directa, sino más bien de ponerla en un ámbito lumínico. Va a ser merced a este elemento natural que la planta va a poder producir estas deseadas raíces. En caso de que sea en un espacio con poca luz, vamos a poder ver sus secuelas. Los nuevos brotes de raíz van a ser largos y enclenques. Unos brotes que no nos dejarán conseguir ese aspecto de raíz compacta tan apreciado en estas plantas.

El cuidado del bonsái Ficus Ginseng es increíblemente riguroso en lo que se refiere a riegos en primavera y verano. Es verdad que han de ser moderados, sin dejar que el sustrato se seque completamente entre riego y riego. Pero asimismo es verdad que ha de estar siempre y en todo momento lejos de cualquier inundación. Un exceso de agua que puede poner en una situación comprometedora la vida de sus excelentes raíces.

De qué manera podar un bonsái Ficus

Para conseguir un estilo especial para tus ficus, recuerda podar a tu espeso amigo de forma regular. Ciertos ficus bonsai tienden a generar hojas enormes, con lo que va a deber podarlos con mucho más continuidad de lo que se espera. La norma establecida que puedes utilizar es podar a una proporción de hojas de 2: 6 o 4: 8. Esto quiere decir que en el momento en que tu árbol alcance 6 u 8 hojas, tienes que podarlo a 2 o 4 hojas respectivamente.

Este desarrollo se puede efectuar a lo largo de todo el año, no obstante, resulta conveniente explotar la primavera para efectuar la mayoría de la poda. Ten en cuenta que en la situacion de las patatas fritas, el corte es mucho más estético que indispensable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.