Saltar al contenido

Cómo podar kiwis

Arbol de kiwi

El kiwi es una fruta maravillosa, deliciosa, y podría decirse que es exótica, por su particular origen, y sobre todo, porque para su producción se hace necesario reunir una serie de condiciones, sobre todo por el clima.

Sin embargo, muchas personas deciden plantas kiwis para su consumo, e incluso para tenerlos en su jardín, es por ello que te hemos preparado este artículo, donde te mostraremos de modo sencillo como podar kiwis, y sobre todo, lo más esencial que debes tener en cuenta para cuidar estos tesoros de la naturaleza.

De dónde provienen los Kiwis

Los kiwis son unas frutas originarias de China, son predilectas, por su delicioso sabor, su increíble olor, y sus potentes propiedades medicinales, que han sido aprovechados por milenios para mejorar la salud, así como también, para potenciar el sistema inmunológico.

Fue hasta el siglo pasado que el Kiwi comenzó a darse a conocer a nivel mundial, y a pesar de las condiciones especiales que se requieren para su cultivo, ha sido explotado grandemente, siendo una fruta conocida y codiciada en la actualidad, que ha extendido su poderío y popularidad, e incluso se ha insertado en cultivos urbanos, jardines y patios.

Curiosidades sobre el cultivo del kiwi.

Necesitas reunir las condiciones especiales.

Para sembrar kiwis debes estar claro de que esta planta requiere temperaturas que oscilen entre un mínimo de 5 grados y un máximo de 22 grados. Por tanto, si donde vives no está ese rango y no posees un invernadero no es bueno que te ilusiones. Por lo demás, se adaptan a los suelos preferiblemente calizos, nutridos y bien drenados, y prefieren la semi-sombra.

Planta macho y planta hembra.

Una particularidad de los kiwis es que de modo natural no existen variedades hermafroditas, por lo que debes adquirir plantas machos y plantas hembras. De este modo puedes garantizar la polinización necesaria para que nazcan los frutos.

Aunque actualmente venden las plantas modificadas que poseen ambos tipos de flores, las femeninas como las masculinas, sin embargo, siempre nos inclinamos por lo tradicional.

Ni muy cerca ni muy lejos.

Una vez adquieras los dos tipos de plantas debes sembrarlas a una distancia optima y en una proporción adecuada. Un consejo que te será muy útil es mantener apartadas y marcadas unas de otras antes de ser sembradas de ese modo no te confundirás, ya que cuando son pequeñas son irreconocibles.

Por otro lado, se requiere aproximadamente un 25 % de plantas machos para que la polinización y fructificación se den de modo adecuado.

Si no colocas un tutor, se cae.

Otra particularidad del kiwi es que requiere que le coloques soportes para que no se desparrame lay que es una planta del tipo trepadora, por tanto requieres un tutor o un barbecho. Para efectos de productividad es recomendable uno tipo “T” a una altura de dos metros, en donde la planta se vaya enrollando mientras va creciendo y se fije.

Si no podas el kiwi no tendrás crecimiento y productividad. 

La poda es la acción de retirar de la planta todas aquellas ramas que no son útiles y que de algún modo no permiten que la planta se desarrolle al máximo. La poda también es muy útil para dirigir la planta y darle la forma que se desee y para eliminar ramas que ya no serán productivas.

En el caso del kiwi, por ejemplo, los frutos no nacen en las mismas ramas que ya han sido fructíferas, por lo cual se hace indispensable eliminarlas.

Con qué podar los kiwis

Para realizar la poda del kiwi es necesario tomar ciertas previsiones que te servirán para protegerte y para proteger a tus plantas, tomando en cuenta que a través de la acción de podar podemos hacer que nuestras plantas enfermen.

Por lo tanto, es necesario tener a la mano guantes de jardinería, tijera de podar, cuchillo, escaleras, y sobre todo es necesario desinfectar las herramientas antes de usarlas, ya que estarán en contacto con nuestras pantas dejando heridas por las cuales pueden entrar microorganismos que infectan nuestras plantas.

Cómo podar kiwis

¿Cómo podar los kiwis ?

La poda va a depender de la época del año, del tipo de planta (si es juvenil o una planta adulta), lo importante de como podar correctamente tus kiwis, es que hagas cortes seguros, para ello debes garantizar que tus instrumentos estén filosos, ya que muchas veces no lo están y arrancamos o desprendemos parte de la planta dejando más superficie expuesta al contacto de microorganismos.

Por otro lado, es necesario no hacer ningún corte al ras, sino que siempre hay que dejar al menos un nudo o yema a partir del cual la planta va a producir nuevas ramas, esta vez orientadas hacia donde la estamos dirigiendo.

Cuando podar los kiwis.

En la vida del kiwi existen podas importantes que van a depender del estadio de vida, así como también exigen podas determinadas por la época del año.

Podas según el estadio de vida de la planta.

Poda para garantizar la buena formación.

Esta poda se debe realizar a las plántulas pequeñas mientras van en crecimiento y luego durante el invierno.

En esta oportunidad solo se busca que la planta vaya adquiriendo una forma adecuada, eliminando brotes retorcidos y crecimientos desproporcionados. En este caso se dejan unas ramas largas que permitan que más adelante la planta se enrede totalmente en los soportes o tutores que crezcan a partir de allí.

Poda para garantizar la fructificación. 

Esta poda se hace ya cuando las plantas tienen más de tres años, ya que es a partir de allí donde estas entran en edad reproductiva, se lleva a cabo específicamente durante el verano y se debe hacer antes de la floración y después de la floración, tomando en cuenta que esta etapa es crucial para la producción de frutos, a que los frutos provienen de las flores que han sido polinizadas.

En este sentido, hay que prestar atención especial a las plantas machos, ya que hay que podarla de modo que tenga la mayor cantidad de flores disponible para que se realice la polinización, posteriormente en la etapa pos floral, hay que podar estas plantas machos porque ya han cumplido su función, por lo que hay que evitar que ahora le quiten el sol a las plantas hembras.

Podas de acuerdo a las épocas del año. 

Poda de invierno.

Permite preparar el kiwi para el estado vegetativo que va a adquirir debido al frio.

Poda de verano

Se realiza en dos oportunidades, antes del nacimiento de las flores, dándole prioridad a las ramas que poseen brotes, y luego del periodo floral, haciendo menguar el follaje a las plantas machos y priorizando los brotes de las plantas hembras, así como también aireando a las plantas para que tengan mejor iluminación y eliminando ramas torcidas y deformes.

Poda de primavera

Se realiza con la intención de dirigir el crecimiento, y firmeza, así como también para garantizar el mejor sostenimiento en los tutores y a la vez para eliminar partes de la planta que no sean necesarias, o estén sanas.