Saltar al contenido

Como se poda una palmera

La poda de forma anual, o en ciertos casos cada 2 o tres años, es lo que precisan las palmeras para sostenerse en buen estado. Un árbol que comunmente vive de 250 a 300 años y tiene unas peculiaridades muy particulares.

En España, las palmeras sobran primordialmente en el este, en especial en Alicante, que aloja entre los mayores palmerales de todo el mundo. Por este motivo, la poda de la palmera es una práctica frecuente, que además de esto debe efectuarse en un instante preciso.

De qué manera podar una palmera

En el momento de podar una palmera hay que tener en consideración su altura. Si la palma es corta y la copa es alcanzable con una pequeña escalera, tenemos la posibilidad de efectuar la poda nosotros con las herramientas correctas.

No obstante, para palmeras con leños altos, la solución sería contratar a un profesional experto en poda de palmeras. Para escalar a la palmera se precisa un óptimo aparato de seguridad, que incluye arnés y cuerda, tal como buenas herramientas de corte. En Lugarten tenemos los más destacados expertos para la poda de árboles y palmeras de cualquier tamaño en altura. No dude en contactar con nosotros si tiene alguna pregunta. Vamos a estar contentos de servirle.

De qué forma podar una palmera

Al podar una palmera, solo se tienen que eliminar las hojas secas. Jamás se tienen que eliminar las hojas que tienen algo de verde, si bien simulen podridas. Eliminar las hojas verdes daña la aptitud de la palma para generar nutrientes, lo que es un fallo muy habitual en el momento en que no lo hacen expertos.

En Coinve tenemos los entendimientos materiales, humanos y profesionales precisos para efectuar podas de calidad en toda clase de árboles y plantas.

Poda de palmeras de interior

En la situacion de las palmeras de interior, siendo las que se usan como és en su juventud, su poda se limitará a suprimirlas con un cepillo muy afilado tijeras, los extremos de los folíolos deteriorados comunmente se dañan por corrientes de aire o fertilización excesiva.

Es atrayente llevar a cabo cortes diagonales en el folíolo a fin de que queden limpios y de esta manera emular el corte. Si el daño es esencial, se puede recortar el papel con unas tijeras de podar, eludiendo que quede bastante cerca del leño.