Saltar al contenido

¿Cómo se poda una Tillandsia?

Tras su extraño desarrollo, sospechamos a primer aspecto que es una planta riguroso de proteger, no obstante, es posible que te lleves una agradable sorpresa. Descubra aquí si la exótica Tillandsia cyanea es bien difícil de sostener y de qué manera cuidarla apropiadamente.

– Cuidados básicos de la Tillandsia azul o lengua de vaca

Cuidados de las plantas aéreas

Las Tillandsias, en su medio natural, son plantas epífitas como las orquídeas. Dependen de otras especies para subsistir de manera no parasitaria, en su caso de los leños de los árboles. Se han amoldado a esta clase de ámbitos hostiles y han creado raíces que, si se muestran, marchan solo como soporte y no como órgano de nutrición. Estas plantas verdaderamente viven del aire.

La helada y el frío, 2 de sus primordiales contrincantes

En el momento en que charlamos de plantas contrincantes acostumbramos a meditar siempre y en todo momento en remover plagas No obstante, esta preocupación puede descartarse tratándose de Tillandsia. Su resistencia es tal que si proseguimos literalmente los cuidados de los clavos de aire, tenemos la posibilidad de olvidarnos de ellos. Una planta fuerte y bien vigilada siempre y en todo momento va a ser mucho más fuerte a cualquier ataque.

No obstante, hay otros 2 contrincantes que son considerablemente más sigilosos que las plagas. Hablamos al frío y las heladas. 2 máximas invernales que hay que eludir si deseamos que nuestra planta subsista. Como buena planta tropical, la Tillandsia es súper sensible al frío. Por consiguiente, no tenemos la posibilidad de dominarlo a temperaturas inferiores a los diez grados.

Las hojas de Tillandsia, fuente de su esencia escencial

El tallo cuelga de la planta y de sus ramas afloran hojas de múltiples colores.

Generalmente, las que tienen tonos muy grisáceos o plateados son considerablemente más resistentes a la sequía. Por contra, las que tienen hojas verdes tienden a secarse próximamente.

Plantas verdes y grises con hojas filiformes:

Estas plantas medran a la sombra, precisan riego 2 ocasiones a la semana en invierno y cada 2 días en verano y si hay días mucho más secos todas y cada una Con el paso de los días, apreciarás si precisan mucho más agua si las puntas de las hojas empiezan a secarse. Estas plantas tras ser regadas precisan secarse veloz, además de esto son plantas que no les agrada nada el sol directo, ejemplos: