Saltar al contenido

Cuándo se podan los granados

El granado medra en tiempos subtropicales en zonas con temperaturas cálidas y buena humedad relativa. Si bien en la actualidad hay variedades con buena resistencia a las bajas temperaturas, sufriendo temperaturas frías de hasta 15ºC en negativo. El cultivo de la granada no es riguroso en nutrientes en el suelo, más allá de que se amolda realmente bien a suelos con un pH básico o sutilmente alcalino. El marco de plantación cambia según el vigor de la pluralidad escogida, siendo el marco más frecuente el de 3×3 metros o el de 4×4 metros.

Tamaño

  • Si se cultiva desde semilla, el brote debe preservarse hasta el momento en que alcance una altura de 50 o 60 cm, donde se va a apuntar hacia beneficiar el desarrollo de las ramas y el endurecimiento del leño.
  • Por año siguiente, escoge las tres o 4 ramas primordiales que sobresalen a 30 o 40 cm del suelo y corta el resto.

¿De qué manera hay que recortar?

Las plantas tienen que podarse para sostenerse sanas. La poda asiste para supervisar el desarrollo, hacer mas fuerte la planta y remover patologías.

Los árboles de granada se tienen que regar una vez a la semana, en un día caluroso y soleado.

Cultivo de granada en huertos y campos urbanos

Una vez escogida(s) la(s) pluralidad(es) de granada y estemos seguros de que el tiempo y el suelo son convenientes para su cultivo, vamos a proceder a su plantando El más destacable instante para ello es a lo largo de los meses de febrero y marzo, preferentemente con plántulas de un par de años.

Primero trabajemos la tierra para aflojarla si es requisito, sabiendo que lo idóneo es conseguir una cubierta de cultivo de 40 a 50 centímetros bien ventilada y húmeda. Lo habitual es plantar uno o 2 ejemplares por el hecho de que la eficacia es alta y por consiguiente bastante para el consumo de una familia. Pero si deseas mucho más granadas, el marco de plantación sugerido es de 2 metros entre árboles y 4-5 metros entre filas. Previamente, se plantaban mucho más separadas, pero las novedosas variedades de granada dejan un cultivo mucho más intensivo.

Variedades de granadas

  • Granada común: La granada de siempre con sus propios frutos dulces. Hay variedades como «Maravilhosa» perfecto para suelos alcalinos, y «Mollar Valenciana» es conocida por sus frutos enormes con semillas gruesas.
  • Granada sin pepitas: Hay variedades españolas como “Mollar de Játiva” o “Grano de Elche” que son sin pepitas.
  • Granada agria: Asimismo hay granadas con frutos agrios que se usan con objetivos decorativas.

Además de esto, hay variedades idóneas para tener un bonsái de granado, que mida unos 40 cm, como la pluralidad «Nana».