Saltar al contenido

Cuidados de la Higuera

Cuidados de la Higuera

La higuera o Ficus carica, es una planta frutal distribuida a lo largo de la tierra, con crecimiento silvestre, y con una larga historia que parece ir a la par de la historia de la humanidad.

Pero si la quieres cultivar en tu hogar requieres conocer los cuidados de la higuera y sus características, de ese modo, puedes aumentar su productividad, y disfrutar los beneficios que aportan su sombra, y su hermoso porte.

Tan antigua como la historia del mundo.

Los científicos confirman que la higuera es una de las primeras plantas domesticadas por le hombre para ser cultivada y aprovechada, apareciendo en registros fósiles, pinturas rupestres, e incluso más adelante en jeroglíficos egipcios y textos sagrados, tales como lo la Biblia donde se menciona que Dios cubrió la desnudez de Adán y Eva usando hojas de este árbol, lo que ubicaría a la higuera en la creación del mundo según este texto, demostrando que la higuera es un árbol frutal con una particular e importante presencia, e influencia en la memoria colectiva de la humanidad.

Ahora bien, esta presencia de la higuera en las actividades humanas no es de extrañar, pues es un árbol que crece ampliamente de modo silvestre, y se reproduce con mucha facilidad, además, posee frutos que deliciosos, que aportan, no solo nutrientes, sino también posee potentes propiedades medicinales, que además están presentes en todo el árbol, que han sido exploradas, y explotadas desde la antigüedad.

Características de la higuera.

La higuera

El árbol de la higuera

La higuera es un árbol frutal de hoja caduca, esto quiere decir que, al ser un árbol, es de porte alto, llegando a alcanzar hasta los seis metros, además, sus hojas las pierde durante el año, de ahí el término caducifolio, o caduco.

Las hojas de la higuera son bien conocidas por su forma, su color verde oscuro un poco brillante y más claro en la parte posterior, por las nervaduras o venas que están muy bien definidas, y son muy usadas por sus propiedades medicinales.

Su tronco es fuerte, y sus raíces también lo son, sobresaliendo en muchos casos, dándole fuerza y vigor a este árbol que adorna muchos paisajes del mundo, por donde ha extendido su señorío gracias a su adaptabilidad.

Clima donde se encuentra

Crece de modo silvestre, debido que no tiene altos requerimientos de suelo, ni de cuidados, dándose con facilidad en el clima templado, especialmente en el mediterráneo, aunque también está muy adaptado a climas tropicales, en donde su producción llega hasta tres cosechas por año.

Frutos de la higuera

Del árbol de higuera se pueden obtener higos y brevas. Las brevas se cosechan primero que durante el verano, y, a principios de otoño se pueden cosechar ya los higos, los cuales recolectan de forma manual y a diario, prestando especial atención a los que están blandos al tacto.

Reproducción de la Higuera

Esta planta se reproduce con muchísima facilidad gracias a las semillas de sus frutos, pero también al hecho que el árbol de higuera expide una especie de químico venenoso que elimina todas las plantas que crecen a su alrededor, dejando crecer, si acaso, solo higueras.

En cuanto a la reproducción sexual de la higuera, hay especies dioicas, es decir, árbol con flores macho y árbol con flores hembras, y hay especies monoicas, es decir que en un árbol existen tanto las flores masculinas como las flores femeninas, por lo tanto hay que prestar atención si es nuestro deseo tener nuestra higuera. Aunque ésta también se reproduce de modo asexual a través de esquejes.

Beneficios de las hojas de higuera y su fruto.

Tanto las brevas como los higos tienen un alto valor nutricional, cada uno se

El Profeta Isaias le dijo al rey Ezequias que usara la masa del higos, la pusiera sobre la llaga y este sanó (2 Reyes 20:7)

Requerimientos y cuidados de la higuera.

El mandarino

El árbol del mandarino

Hoy traemos el árbol del mandarino ¿Quién no ha disfrutado de esta rica fruta como postre? Sin duda, la mandarina ...
Leer Más
morera

Árbol de morera

Como amante de la naturaleza, y las especies más increíbles; traemos para ti en esta oportunidad un árbol de morera ...
Leer Más

¿Cómo cuidar las gardenias?

Si tienes una de estas hermosas plantas, quizás te preocupe darle los cuidados que necesita, para que permanezca llena de ...
Leer Más
Cuidados de la Camelias

Enfermedades de las Camelias

Las camelias, son plantas arbustivas de jardín muy conocidas por la extrema belleza de sus flores, de las que se ...
Leer Más

Suelos.

Es poco exigente en cuanto a las cualidades del terreno, aunque su crecimiento es lento en terrenos secos.

Iluminación. 

La higuera requiere de mucha iluminación para desarrollarse vigorosamente, y soporta muy bien el sol, en las zonas tropicales muchas veces se adapta muy bien precisamente por la estabilidad en cuanto a las estaciones, entendiendo que hay solo dos, verano y lluvias.

Riego.

Este árbol soporta muy bien los periodos de sequía, sin embargo, el agua determinara el desarrollo de sus frutos, los cuales serán de mejores condiciones y más abundante con la presencia de un riego regular.

Poda

Para producir higueras es necesario hacer tres tipos de poda, una de crecimiento, una de fructificación y otra de rejuvenecimiento, de este modo obligamos al árbol a crecer de modo más vigoroso, en determinadas fases de su vida

La primera poda o poda de crecimiento se debe efectuar durante el primer año de la vida del ejemplar, en este caso se debe cortar la punta de la higuera unos 30cm de altura, siendo recomendable realizarla a principios de primavera.

Cuando el árbol ya haya comenzado a dar frutos hay que comenzar las podas de producción, las cuales deben efectuarse en invierno y a través de las cuales se cortan las ramas que produjeron el año anterior.

Para finalizar, se realizan las poda de rejuvenecimiento en las cuales se buscar dar aire a la copa cortando ramas principales, de ese modo se obliga al árbol a resurgir.

Control de plagas y Prevención de enfermedades.

A pesar de que la higuera es un árbol bastante fuerte y resistente, suele ser atacado por plagas y enfermedades, esto es debido a diversos factores entre los que resaltan el estrés, ya sea por exceso o defecto de agua, podas severas, déficit de nutrientes.

Otro factor que acrecienta las plagas y enfermedades es la falta de prevención, por lo tanto es indispensable observar constantemente el estado de nuestras plantas y sus frutos, tomando las medidas pertinentes para evitar daños en nuestras cosechas.

Entre las enfermedades que afectan la higuera destacan la hojas moteadas, y la negrilla de la higuera, por su parte, las plagas que afectan específicamente este árbol frutal se encuentran la cochinilla, las aves, el gusano de higos, y la mosca de higuera, las cuales afectan sobre todo el fruto pero también las hojas y el árbol, entendiendo que para uno hay un tratamiento específico.