Saltar al contenido

Huerto Escolar: ¿qué es?, tipos, ¿cómo hacerlo? y más

Hoy en día, son muchas las escuelas las que tienen un huerto escolar como proyecto para los estudiantes. Este tipo de huertos sirve para implementar valores a aquellos niños encargados de hacer que el mismo se mantenga saludable y que vaya creciendo. Por lo general, se hacen sembradíos de plantas, frutas, verduras y diversos productos de fácil cuidado.

¿Qué es un huerto escolar?

Lo primero que debemos saber antes de conocer lo que son los huertos escolares, es sobre lo que es realmente un huerto. Cuando nos referimos al término “huerto” estamos haciendo referencia a lo que es un cultivo de plantas de regadío. Antiguamente, este tipo de huertos solo se realizaban en aquellas zonas cercanas a los ríos, lagos, lagunas o lugares que estuviesen cerca de aguas dulces debido a que, este tipo de cultivos siempre necesitaran buenas dosis de agua para que se mantengan saludables.

No obstante, hoy en día, los huertos pueden realizarse en cualquier lugar, claro, siempre teniendo en cuanta que se debe hacer el uso de diversos sistemas de riego que proporcionarán el agua necesaria que el cultivo necesite. Actualmente los huertos tienen una variante, estamos hablando del conocido “huerto urbano”, este consiste en la siembra de hortalizas dentro de macetas o algún otro recipiente destinado a sostener la tierra donde la misma será cultivada.

Ahora bien, ya conociendo lo que es un huerto en general, podemos decir que el huerto escolar no es muy diferente, aunque, por lo general estos se realizan como huertos urbanos, es decir, dentro de macetas o recipientes, esto se debe a que muchas escuelas no cuentan con un terrenos adecuado para el cultivo. Sin embargo, cumplen la misma función, todos los tipos de huertos escolares sirven para enseñarles a los niños la importancia del crecimiento, cuidado y desarrollo de cada uno de los cultivos realizados.

Además de poder enseñarles a los niños sobre el cultivo, cosecha y para qué sirve el huerto escolar, también les estamos enseñando que deben respetar y querer a la naturaleza, pues la misma se encarga de proporcionarnos gran parte de lo que siempre consumimos y usamos. Por otro lado, también les estaríamos inculcando sobre un tema muy importante y que posteriormente ellos podrían usar para ayudar a nuestro planeta.

características del huerto escolar

Otra ventaja que se puede obtener con los diferentes tipos de huertos escolares es que, incluso le podemos mostrar a los estudiantes que, se puede cuidar de un huerto haciendo uso de productos ecológicos que no perjudiquen a nuestro planeta, además de que, pueden hacer el uso de semillas que adquieren en sus casas en vez de tener que comprarlas.

Características del huerto escolar

Debemos tener en cuenta que, existen ciertas características que deben tener los huertos escolares para que los mismos puedan enseñar todo lo necesario a los estudiantes, las cuales son:

Incluir experimentación

Enseñarles a los niños sobre la importancia del huerto escolar o no escolar, no solo debe remitirse a la teoría y las clases en aula, por lo que, es importante que los niños experimenten la práctica, es decir, creen, cuiden y preserven el desarrollo de su propio huerto. De esta forma, todos los niños podrán combinar lo que aprenden en la teoría y en la práctica y de esta forma completar su aprendizaje.

El cultivito y cosecha de estos productos naturales les demostrará que, no es imposible que ellos mismos puedan tener una participación en su alimentación diaria, pues podrán implementar lo aprendido en sus hogares y enseñar a sus familiares como hacer y cuidar este tipo de huertos.

pasos para un huerto escolar

El docente debe ser el orientador

El docente tiene uno de los roles más importantes dentro de este tipo de actividades, pues será él, quien se encargue de enseñarles a los estudiantes todo lo necesario para cuidar del huerto, pero este tipo de enseñanza deberá hacerla de forma didáctica, de esta manera, los niños siempre tendrán motivaciones y ganas de realizar las actividades sin que les resulte tedioso o molesto.

Los maestros serán quienes organicen las actividades que se realizarán en el huerto, deberán combinar esta con lo que se ha aprendido teóricamente y así poder mostrar los cuidados y beneficios del huerto escolar en general.

Realización de trabajos en equipo

Es importante que, este tipo de actividades se hagan en equipo, de esta manera, además de fomentar la importancia del huerto, también se les enseña a los niños que, si trabajan en equipo, pueden tener un mejor resultado. Además, hacerlo de esta manera es mucho más divertido.

importancia del huerto escolar

Evaluaciones cualitativas

Las actividades realizadas en los huertos escolares no deben evaluarse de manera cuantitativa, es decir, por medio de un porcentaje de nota, sino que, debe hacerse mediante la observación de las cualidades que los niños aportan en esta actividad, es decir, ver lo que aporta, lo que aprovecha y cómo ejerce su papel dentro de la actividad que se esté realizando.

Contenido acorde al nivel educativo

Ya que los huertos se encuentran para que sean usados por todos los estudiantes, se deberá tener en cuenta que, las actividades que se realicen vayan acorde al nivel educativo de cada grupo, es decir, que mientras más avanzada sea el grado escolar de un alumno, las actividades será un poco más experimentales y complejas que las de un niño más pequeño.

Integración de diversos conocimientos aprendidos en clases

Estudios han demostrado que los niños que trabajan en los huertos, no solo deben usar sus conocimientos aprendidos de las ciencias que estudian la naturaleza, sino que también podrán implementar algunas cosas aprendidas en otras materias, tales como matemática, química, lenguas y demás. Esto con el fin de que, además de conocer la naturaleza, sepan que, sus otros estudios pueden usarse incluso en este tipo de actividades. Además, hacer esto refuerza sus conocimientos.

¿Cómo hacer un huerto escolar?

Lo primero que debemos tener en cuenta cuando nos decidimos a hacer un huerto es que, debemos conocer cuáles son las ventajas del huerto escolar, pues conociendo esto podremos explicar a los alumnos la razón por la que el mismo se está creando. Además de ello, también debemos aprender sobre requerimientos para los cuidados del huerto escolar.

Cuando ya tenemos estos conocimientos y sabemos lo que deseamos tener dentro de dicho huerto, debemos conocer que necesitamos para poder realizarlo. Las ventajas del huerto escolar es que los productos que necesitaremos, o al menos la mayoría de los mismos, podremos obtenerlos en nuestros hogares.

Veamos qué necesitamos para la preparación del huerto escolar:

Obtención de plantas o semillas

La siembra del recurso puede depender de dos factores, la edad de los alumnos y la estación del año en la que estemos al momento de hacer el cultivo. Cuando tratamos con niños más pequeños, lo ideal es que estos aprendan todo el procedimiento, desde el cultivo hasta la cosecha, pues de esta manera se podrá explicar cada uno de los pasos. Sin embargo, en el caso de que la temporada de cultivo ya terminara, entonces podemos optar con sembrar pequeñas plantas que ya han comenzado a crecer.

Selección del lugar para la plantación

Si la escuela cuenta con terreno donde se pueda realizar el cultivo, entonces todo será mucho más sencillo, solo deberás seleccionar el sitio y el tamaño que se usará y listo, podrás comenzar a plantar junto a tus alumnos. En caso contrario, podrás fabricar o comprar una mesa de cultivo, son muy sencillas de hacer, así que, tus alumnos podrán formar parte de esto, especialmente si son mayores.

Colocación de etiquetas

Colocarle etiquetas a cada una de las plantas es muy importante, de esta manera, todos los niños podrán conocer el nombre de la planta y la fecha en que la misma fue cultivada. Para las etiquetas, puede hacer que los alumnos las hagan ellos mismos en clases, de esta manera es mucho más didáctico que solo comprarlas.

Sistema de riego

En este caso podrás decir si deseas implementar un sistema de riego por gota o uno que sea estilo regadera. Cuando hablamos de un huerto que se encuentra en un terreno, la primera opción suele ser más adecuada, pero, si tratamos con un huerto de mesa, entonces cualquiera de las dos opciones puede ser útil. Además de ello, puedes hacer que los niños ayuden con esta tarea de forma manual en algunas ocasiones.

Pasos para construir un huerto escolar

Antes de realizar nuestro huerto, lo primero que hay que saber es si vamos a hacer un huerto sobre tierra o si será uno de maceta y conocer cómo hacer cada uno de ellos. Sabiendo esto, podremos explicar a los alumnos la razón por la que se hace uno u otro.

Huerto sobre tierra

Conozcamos los pasos que debemos seguir si queremos realizar un huerto sobre tierra:

  1. Eliminar todas las hierbas que se encuentren en el suelo y las piedras o suciedades del mismo.
  2. Se deberá labrar el terreno. Se puede realizar por medio del uso de una azada o utilizando un motocultor, en ambos casos es requerido que, se haga por una persona adulta y no un niño ya que es peligroso.
  3. En este punto, se procede a abonar el terreno donde se realizará el huerto. Lo mejor para hacer esto es usando abono orgánico, de esta forma contribuimos a la salud del planeta. Algunas personas hacen uso del guano, mientras que otras prefieren usar las heces de las gallinas. Si se hace uso de este último recurso, lo recomendable es que se tome fresco y se deje secar por una semana, luego podrás juntarlo con la tierra.
  4. Acá es necesaria la nivelación de la tierra, por lo general, esto se hace con el uso de un rastrillo, pues así es mucho más sencillo. No es necesario que el terreno quede perfectamente nivelado, pero sí lo más posible que se pueda.
  5. Es aquí cuando procedemos a la siembra, ya sean de las semillas o las plantas que decidamos tener. Posterior a la siembra, se hace el primer riego.
  6. Finalmente, colocaremos las etiquetas a cada planta que cultivemos o frente a la zona donde se colocaron las semillas.
  7. De ser necesario y si se quiere, puede cercarse el terreno, de esta forma se protege de que sea pisado o dañado.

Huerto en recipiente o maceta

Si te has decidido por hacer un huerto en recipiente o maceta, entonces, lo primero que deberás hacer es decidir cuáles son las plantas que se pueden sembrar en los mismos, recuerda que, no todas las plantas pueden cultivarse dentro de recipientes debido a que perjudican su desarrollo. Por lo regular, en estos tipos de huertos se suelen sembrar, tomates, lechugas, pepinos, zanahorias y más.

Ahora bien, si dispones de recipientes que sean de plástico, con una medida aproximada de entre 45 y 55 centímetros y a los cuales se les puedan hacer algunos agujeros, entonces, podrás realizar el cultivo de algunas hortícolas, como por ejemplo: ajos, cebollas y más.

Cuando ya tenemos todo eso preparado y listo, entonces comenzaremos con el sembradío de semillas o plantas, lo recomendable es que las mismas tengan una distancia entre sí de al menos unos 5 centímetros. Si trabajas con semillas, las mismas deberás ser cubiertas por una especie se sustrato que se usan en los diferentes tipos de semilleros, tras hacerlo, realizaríamos el primer riego.

Recuerda que, las condiciones de un huerto escolar deben ser óptimas si deseas que el mismo se mantenga saludable por mucho tiempo. Todo maestro que quiera realizar uno de estos huertos, primero deberá aprender todo sobre ellos para luego así, poder enseñarles a sus alumnos todo lo que sepa del tema.

También es importante aprender cómo hacer un huerto casero en macetas.