Saltar al contenido

Instalación de riego por goteo

El riego por goteo es muy habitual, más que nada en los huertos, así sean pequeños en el hogar o enormes a nivel agrícola. Esencialmente lo que nos deja el riego por goteo es sostener el sustrato cerca del cultivo o planta en cuestión regularmente húmedo en la medida correcta, esto nos deja eludir lo que por norma general se llama el «agobio hídrico» que es esencialmente el padecimiento que padece la planta gracias a la carencia de agua.

Este procedimiento de riego por goteo radica en unos cilindros, sepultados o no, que tienen un gotero en ciertos sitios (esencialmente cerca de la planta o cultivo que debemos regar) y lo que da es un riego retardado y localizado que deja a la planta unas condiciones de desarrollo considerablemente más ideales, pero, además de esto, es un sistema ecológico, en tanto que, si bien su instalación puede ser costosa al comienzo, ahorra enormes proporciones de agua.

¿Cuál ha de ser el caudal de los goteros?

El caudal del gotero es dependiente del gotero y normalmente cambia de 0,5 a 24 litros por hora. Los goteros de bajo caudal se usan para el riego de plantas hortícolas (0,5 a 4 litros/hora), al paso que los goteros para el riego de árboles o arbustos decorativas en jardines tienen un caudal superior.

Para comprender qué caudal de gotero es el conveniente para nuestros cultivos, hay que tener en consideración otros factores de riego (tiempo y continuidad de riego, número de goteros, pretensiones de agua del cultivo, etcétera.).

Saber las pretensiones del cliente

Para nosotros es primordial comprender las pretensiones de nuestros clientes del servicio, para lograr desarrollar un emprendimiento que responda a sus pretensiones reales. Como hemos dicho, en estos 2 casos se procuraron instalaciones de riego por goteo de calidad con automatización, pero sin olvidar el aspecto económico.

Para agradar sus pretensiones, consiguiendo una aceptable relación calidad/precio, garantizamos a nuestros clientes del servicio los próximos puntos de diseño.

Instale un controlador de riego

seguramente quiera disponer un controlador de riego. Así se va a encender y apagará, a fin de que no debas inquietarte de cuándo regar tu jardín.

La instalación de este elemento no necesita ninguna instalación mucho más que atornillarlo al grifo de nuestra toma de agua.

Sistemas de riego por goteo sin presión

En sitios con poca presión de agua se puede disponer un kit de goteo por gravedad con goteros regulables. Otra buena opción son las cintas de riego por goteo. Estas dietas son muy económicas pues solo precisas un tanque y una cinta con válvulas o orificios. Entonces el agua sencillamente se va a hundir por su peso.

Tenga presente que es conveniente poner goteros autocompensantes en sitios donde la presión del agua cambia, esto es, donde hay una red de desagües muy enormes o terrenos irregulares.