Saltar al contenido

Maceta con fibra de coco

Una genuina planta mexicana es el día de hoy entre los símbolos de la tradición navideña cristiana. Los mexicas, que vivían en la mitad de una isla en el lago de Texcoco y que el día de hoy conocemos como Localidad de México, la llamaban cuetlaxochitl, que en náhuatl significa «flor letal que muere y se marchita como todo lo puro».

Emplearon esta planta endémica del sur de Norteamérica para personalizar los palacios de Nezahualcóyotl y Moctezuma en invierno. Debieron viajar cientos y cientos de km para agradar el deseo de adornar, por el hecho de que en esa temporada no medraban en la isla. Asimismo tenía usos menos recurrentes que la decoración: teñir lonas y obtener látex para la curación y la higiene personal. Este último cambiaba como régimen para la fiebre, inconvenientes de la piel o como pomada depilatoria.

Información de láminas de fibra de coco

La fibra de coco es un producto cien% natural elaborado desde la «cáscara» de los cocos maduros y se puede conseguir de múltiples formas, entre ellas, las tablas de coco de las que vamos a hablar en nuestra nota de el día de hoy. Según las estadísticas, se calcula que se generan unas 12,75 toneladas de restos desde las palmas de coco.

Esta fibra se emplea en una extensa variedad de artículos como alfombras, cepillos e inclusive en la construcción civil. No obstante, entre los usos mucho más populares es en jardinería, merced al empleo de láminas de fibra de coco para contemplar jarros y cestas colgantes generalmente; y asimismo, en general se utiliza como una parte de ciertos sustratos.

Regar en demasía las amapolas de Islandia

Regar en demasía las amapolas de Islandia es la manera mucho más segura de matarlas.

La amapola de Islandia es muy susceptible a las anomalías de la salud fúngicas que de forma frecuente se muestran en el momento en que las plantas se sostienen en suelos húmedos. Conque asegúrese de que su suelo de floración jamás se empape. En verdad, las amapolas islandesas son tolerantes a la sequía, lo que quiere decir que proseguirán subsistiendo si bien tengan algo de sed. Por ende, es preferible regar sus amapolas de Islandia en vez de regarlas en demasía.

Bloques de coco

Las fibras pequeñas y el polvo se compactan en ladrillos duros que necesitan hidratación con agua antes de emplearse como medio de cultivo en sepa de suelo natural o como enmienda del suelo. Los tamaños y formas van desde enormes rectángulos hasta pequeños discos. Es la situacion de los contenedores «Coconut Fiber Blocks» y «Easy Garden» de Potgarden, para cultivar de forma directa sin precisar una maceta agregada.

Los bloques de coco precisan hidratación. En el momento en que se les añade agua, se expanden, absorbiendo en torno a nueve ocasiones su peso en agua.