Saltar al contenido

Plantas con flores en otoño

Espléndida flor otoñal que hace aparición tras el caluroso verano para imponer sus colores. Lo mucho más propio de esta flor es que posee un centro muy grande, donde el polen está completamente expuesto y tiene colores amarillo, naranja y colorado obscuro. Los pétalos no están preparados como en una flor habitual, que se ponen cerca del centro y después se cubren, sino se alargan justo bajo el corazón de la flor.

Las mejores plantas de jardín que florecen en otoño

Los panoramas otoñales no tienen que asociarse únicamente con la melancolia, los árboles secos y los jardines vacíos. Plantando los próximos ejemplares en primavera o verano, es viable recibir las estaciones frías del año con exactamente el mismo nivel de color.

El género Caryopteris, mucho más popular como «arbusto de niebla azul», es un ejemplar perenne que se amolda realmente bien al jardín. Sus pequeñas flores azules estéticamente agradables probablemente empezarán a mostrarse a inicios del otoño.

Una de estas flores asimismo es comible

  • Col vegetal (Brassica oleracea): Existen muchas variedades de col ornamental. Este repollo, llamado repollo de jardín, repollo ornamental, col rizada, etcétera. Es una planta que da flores para el otoño, pero asimismo para el invierno. Su follaje es rizado y sus colores son mucho más refulgentes que los de otras coles. Estos van desde el blanco conjuntado con verde, blanco con rosa y blanco con colorado, entre otros muchos. Se establecen entre octubre y noviembre. Como virtud, es una planta muy fuerte al frío invernal. Necesita suelos equilibradamente fértiles, exposición al sol o sombra parcial y riego regular. Si bien forma parte a exactamente la misma familia que el repollo de mesa, es otra pluralidad que fué elegida como planta ornamental por su estética mucho más que por su gusto. Por consiguiente, puede ser comible, si bien es mucho más amarga que otras variedades de col.

Mini rosal, la reina del jardín interior

El mini rosal es una de esas plantas otoñales idóneas para poner color en la vivienda. Compra la tuya en línea aquí

Entre las plantas de otoño idóneas para los que no tienen jardín o desean gozar de la hermosura de las rosas. Entre las virtudes del mini rosal o rosal pitiminí es que, con los cuidados correctos, puede estar en incesante floración. Para esto, es esencial que sea en el sitio mucho más lumínico de la vivienda. Y mucho más: lo idóneo es ponerlo en una ventana orientada al sur. Este aspecto es primordial pues el mini rosal todavía es una planta de exterior. La carencia de luz no solo provocará una mala floración. Asimismo perjudica el tono de las flores. . Proponen una extensa selección de formas y colores, según la pluralidad, lo que los transforma en una alternativa idónea para cualquier diseño de jardín de otoño.