Saltar al contenido

Poso de café para plantas

Los posos de café poseen altos escenarios de nutrientes ventajosos para tus plantas, como nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre. Puede añadir posos de café a su abono casero para fertilizar sus plantas o emplearlo solo.

Si escoges la última opción, tienes que tener en consideración que los posos de café para las plantas se transformarán en un abono de liberación lenta pues se descompone con la tierra de la maceta. A la perfección, puedes proveer a tu planta de interior una fuente de nutrientes a lo largo de 6 meses.

Como fertilizante

Los posos de café poseen altos escenarios de nutrientes ventajosos para sus plantas, como nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre. Puede añadir posos de café a su abono casero para fertilizar sus plantas o emplearlo solo.

Si escoges la última opción, tienes que tomar en consideración que los posos de café para las plantas se transformarán en un abono de liberación lenta pues se descompone con la tierra de la maceta. Con perfección, puedes proveer a tu planta de interior una fuente de nutrientes a lo largo de 6 meses.

El café molido como fertilizante para tomates

El tomate es un cultivo que acepta la acidez del suelo, desde 6,0 a 6,8, aun 5,5. por consiguiente, no hay necesidad de preocuparse de que los posos de café usados como fertilizante para los tomates acidifiquen bastante el suelo. Además de esto, actuará como abono y repelente de varios de los contrincantes mucho más inexorables de este cultivo: babosas y caracoles.

Los posos de café para abonar aloe vera son idóneas, asistirán a progresar la cosecha, merced al nitrógeno, potasio y fósforo que tiene dentro este abono casero.

¿De qué manera utilizar los posos de café para las plantas?

Aparte de estar exquisito y acompañarnos a lo largo de todo el día, el café tiene dentro un sinnúmero de minerales y nutrientes: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio… pequeñas plantas, pues aportan acidez a la tierra (hasta determinado punto).

Antes de utilizar café molido en las plantas, es esencial dejarlas secar. Esto impide que se quede en un plato y se creen hongos y humedad dentro suyo que no tenemos ganas poner en la cazuela.

Haz abono líquido con posos de café

Si escoges no poner posos de café de forma directa en tus plantas, asimismo puedes realizar abono líquido. Va a bastar con poner los posos de café en un envase con agua y dejarlos descansar a lo largo de 1 o 2 semanas, quitando cada pocos días.

El café empezará a descomponerse, liberando sus nutrientes en el agua. Entonces, utiliza un paño de algodón para colar este fertilizante líquido de posos de café y riega tus plantas con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.