Saltar al contenido

Qué son las flores preservadas

Las flores estabilizadas son flores naturales secadas a través de un desarrollo químico. Duran varios años y en ciertos casos aun se ven frescos.

Como es natural, sólo algunas de las flores se tienen la posibilidad de preservar. Cada vez existen más, pero no hay tanta pluralidad como entre las flores naturales. Las que mucho más empleo son las hortensias, rosas, flor de arroz, paniculata o brunia.

Cuidados para sostener íntegras tus flores estabilizadas

Si bien las flores estabilizadas se tienen la posibilidad de sostener de forma fácil en perfectas condiciones a lo largo de periodos de tiempo muy extendidos, es conveniente efectuar un pequeño cuidado y utilizar ciertos cuidados. Si prosigues estos consejos, lograras gozar de tus flores preservadas a lo largo de bastante tiempo:

  • Escoge una localización correcta. Tienen que posicionarse en una región de la vivienda no bastante húmeda, donde no reciba la luz del sol directa, y lejos de fuentes de agua o aparatos que emitan calor.
  • Estas plantas son solo para empleo en interiores y no se tienen la posibilidad de tener fuera de casa u oficina en tanto que la exposición a la intemperie las estropea de forma rápida.
  • Limpia las flores de forma frecuente, pero ten bastante precaución por el hecho de que se tienen la posibilidad de romper. Lo idóneo es llevarlo a cabo con un pulverizador de aire, con un secador a agilidad mínima, o si lo haces con un paño, cerciórate de que no suelte pelusa, puesto que se puede pegar a la área.
  • No regar. Las flores estabilizadas son naturales, pero no vivas. Por ende, no ha podido añadir agua de ningún modo.

De qué manera personalizar con flores estabilizadas

Como afirmábamos al comienzo, son un recurso ornamental bien interesante. Lo idóneo es ponerlas en un espacio temperado sin luz del sol directa ni corrientes de aire bastante frías o bastante calientes. ¿Pues es esto esencial? Por el hecho de que no debemos olvidar que estas no son flores sintéticas, sino más bien flores naturales procesadas, y aún tienen la posibilidad de sentir todos esos cambios inesperados y tienen la posibilidad de perjudicar su fachada.

En lo que se refiere a dónde colocarlos, cualquier jarrón servirá. Tienen la posibilidad de quedar muy lindos con elementos que tengamos en el hogar tan fáciles como una jarra de cristal, una caja de mermelada o un jarrón de madera.

Qué son las flores preservadas, exactamente en qué se distinguen de las flores secas.

Las flores preservadas son flores naturales que, exactamente la misma las flores secas, han sufrido un desarrollo de deshidratación. Pero, en contraste a ellos, están sujetos a mucho más procesos. La conservación de las flores es un misterio que las compañías que lo efectúan no nos cuentan, con lo que entendemos poco sobre los distintos procesos por los que pasan las flores, las hojas o las ramas. Lo que sí se conoce es que el resultado final es un material vegetal considerablemente más despacio, esponjoso y mucho más natural al tacto que el que se consigue por fácil secado.

Ciertas flores estabilizadas semejan muy naturales a primer aspecto, singularmente las rosas o los claveles estabilizados. Si equiparamos la textura de las flores secas con las preservadas, observaremos que las preservadas tienen una textura despacio y las secas una textura dura. Las flores secas en ocasiones pierden pétalos o semillas, como la lavanda. Pero la lavanda conservada u otras flores preservadas no se derrumban.

¿QUÉ SON LAS FLORES PRESERVADAS?

Entender proteger las flores preservadas es tan esencial como entender precisamente qué son. Y es esencial iniciar por algo que, si bien parezca una cosa obvia, frecuentemente crea inquietudes. Impresionantemente, las flores preservadas son flores naturales. Algo que llama la atención por su longevidad pero asimismo por su color. Esta es exactamente otra de las virtudes de la flor estabilizada: que te deja teñirla.