Saltar al contenido

buganvilla se seca en invierno

El verano les obsequia su refulgente sol y las buganvillas se lo agradecen con entre las flores mucho más espléndidas que puede sugerir un trepador: masas de flores en las que vibran colorados y rosas, magentas, morados, amarillos, blancos… en infinitas tonalidades. Además de esto, en este momento asimismo las hallarás en columnas, obeliscos y cortadas con apariencia de «ramo» para cultivar en macetas en el patio o terraza.

EN LAS ZONAS DE INVIERNO temperado y sin heladas, las buganvillas exhiben sus sensacionales flores apoyadas en un muro o pérgola del jardín. En el centro de la península, el frío termina por destrozarlos (solo aceptan temperaturas de hasta -7º, zonas 9-12). Las novedosas variedades, no obstante, no solo proponen una gama de tonalidades inigualable, sino, merced a los distintos formatos, se tienen la posibilidad de cultivar con perfección en macetas, ¡aun en macetas pequeñas o colgantes! De esta manera, es viable gozar del exitación de su compañía a lo largo de la temporada de floración -que en las ubicaciones de fuerte insolación empieza en primavera y se alarga hasta el otoño- y en el momento en que el frío comienza a alejarlas, o resguardarlas in situ con un cobertor. o un velo de hibernación y una cubierta de mantillo sobre las raíces. Asimismo se tienen la posibilidad de cultivar en interior, siempre y cuando la localización sea muy radiante, preferentemente orientada al sur, o en invernadero.

Revisar el estado de las raíces, la clave para volver a poner una planta con exceso de agua

La hora de la realidad. De lo que de todos modos es dependiente la supervivencia de nuestra planta y el éxito de nuestro trabajo de jardinería. Como afirmaba, las víctimas del exceso de agua son siempre y en todo momento las raíces. De ahí que, antes de proseguir, debemos ver dónde se encuentran. Si las raíces son blancas, están sanas. Si podemos encontrar raíces negras o que comenzaron a pudrirse, es preferible cortarlas. Conque las limpiaremos antes de regresar a plantar.

Un consejo: si la vamos a plantar nuevamente en exactamente la misma maceta, es esencial desinfectarla. Va a bastar con lavarlo bien con alcohol o lejía. Así, cualquier hongo que logre haber allí va a desaparecer.

De qué manera plantar una buganvilla en maceta

Si decides cultivar tu buganvilla en maceta, escoge una grande, puesto que esta planta puede medrar bastante y precisará espacio para desarrollar su raíces . Además, si optas por cultivarla en maceta, hazlo sin intención de trasplantarla en escaso tiempo, puesto que, como afirmábamos, sus raíces son muy sensibles al trasplante. Si los inviernos son muy fríos en su área, posiblemente quiera llevar su buganvilla en maceta al interior.

Ni riguroso ni realmente difícil de cultivar. En verdad, es interesante conocer que la buganvilla es una planta trepadora habituada a vivir en suelos pobres. Es mucho más: en contraste a otros muchos arbustos con flores, no acepta bien la fertilización excesiva en el momento en que se planta de manera directa en la tierra del jardín. Y, naturalmente, no si lo haces en macetas (si bien aquí precisarás la asistencia de un abono líquido para plantas cada 15 días en verano y primavera).

Iluminación

Pone tu buganvilla a pleno sol. Precisa luz del sol directa a lo largo de ocho horas o mucho más todos y cada uno de los días. Esto asegurará que la planta florezca exuberantemente y prospere.

Si llevas la maceta al interior en invierno, colócala en una ventana donde reciba mucho más luz del sol. En el momento en que vuelvas a sacar la planta al exterior, cerciórate de aclimatarla de a poco.

¿De qué forma socorrer una buganvilla seca?

Es viable recobrar el implante si se efectúa un cuidado a tiempo. Al estar en una cazuela, puedes sumergirla en un envase con agua a lo largo de unos minutos. Entonces déjalo chorrear bien. Es conveniente volver a poner, cuanto antes, el sustrato de «transporte» con el que llegan del vivero.

¿Por qué razón mi Bugambilia se seca?