Saltar al contenido

Cómo proteger plantas del frío

Hay en el mercado invernaderos de distintas tamaños, en dependencia de nuestra necesidad de espacio, que tenemos la posibilidad de emplear para ingresar nuestras plantas mucho más frágiles.

El invernadero se utiliza para retener el calor y denegar las heladas y es la mejor solución para sostener las plantas seguras y calientes a lo largo del invierno.

¿De qué forma resguardar tus plantas del frío?

Como afirmábamos, los daños que las heladas causan en las plantas tienen la posibilidad de ser varios y graves. Por este motivo, es primordial estar listo para evitarlas. ¡Prosigue leyendo y conoce los distintos métodos que tenemos la posibilidad de utilizar para resguardar nuestras plantas!

1. Escoge plantas resistentes a las bajas temperaturas. Si vives en una región de tiempo frío o sabes que se aproxima la temporada de heladas, la opción mejor es decantarse por plantar variedades resistentes a la intemperie propias de las estaciones mucho más frías. Estos cultivos serían, por poner un ejemplo, judías, guisantes, nabos, rábanos, coliflor, brócoli, lechuga, puerro, cebolla, zanahoria, remolacha o yerbas como el perejil y la albaca. ¡De esta forma evitas inconvenientes desde el comienzo!

Seleccionar la mejor localización

Múltiples causantes tienen la posibilidad de influir en la longevidad de un árbol o planta. La elevación del suelo, la reflectividad de la área, las características del suelo, la cobertura del dosel y la cercanía a otras construcciones o plantas tienen la posibilidad de perjudicar la proporción de radiación de calor que reciben sus plantas.

Evite plantar especies agradables en áreas abiertas, expuestas o en sitios bajos donde se asiente el aire frío. Esta clase de plantas se ponen mejor cerca de una pared orientada al sur o al oeste, que absorbe el calor a lo largo del día y lo libera durante la noche. Cercas, rocas, muros, arbustos y otras plantas asimismo tienen la posibilidad de ser útil como protección para otros cultivos próximos.

Valeriana

Es posible que este procedimiento no sea bien conocido, pero la utilización de la valeriana en estas situaciones va a ser realmente útil. En verdad, esta substancia actuará como un enorme asegurador del frío para nuestras plantas, y además de esto va a ser un genuino elixir de vida, progresando sensiblemente la eficacia de los árboles frutales. Tras elaborar nuestro antídoto, dejando la infusión de valeriana a lo largo de 4/5 días y después filtrando y utilizando un vaporizador, distribuiremos nuestra solución de manera directa a las plantas en las primeras horas de la noche. Este régimen bien utilizado nos va a dar desenlaces espectaculares.

En invierno, hay muchos géneros de plantas que no se amoldan de forma fácil y de ahí que precisan nuestra asistencia. En este sentido, y para no hacer inconvenientes a lo largo de la temporada mucho más fría del año, se tienen que sostener las condiciones de luz y temperatura correctas.

¿De qué forma protejo a mis plantas del frío?

Con la llegada del otoño, es esencial abrigar las plantas de exterior, singularmente aquellas que no soportan las heladas o el frío.

Nuestros cultivos de frutas y hortalizas son ejemplos tradicionales de esos que precisarán medidas auxiliares para sostenerse vivos y productivos. Las plantas cada un año y perennes que mueren asimismo proseguirán medrando en tamaño si se tiene un tanto mucho más de precaución.