Saltar al contenido

cuando se poda la buganvilla

Esta vez, en Jardim Rivera, les acercamos entre las plantas mucho más lindas y agradables que hay: la buganvilla, un tradicional de nuestros veranos y primaveras. ¿Tienes ganas de saber de dónde viene la buganvilla y qué llevar a cabo para sostenerla siempre y en todo momento viva, fría y magnífica? En este momento te lo contaremos.

Orígenes de la buganvilla

CÓMO PODAR LA BOUGANVILLA

Antes de comprender cuándo podar la buganvilla, empecemos por de qué manera debemos llevarlo a cabo. Algo tan esencial como llevarlo a cabo bien en el instante conveniente.

La buganvilla es una planta que admite podas severas. Mucho más: las novedosas ramas forman brácteas, esas increibles hojas de colores que resguardan su floración. Por consiguiente, una poda correcta favorecerá la floración de una planta increíblemente espléndida que puede estar llena de color desde finales de primavera hasta finales de otoño.

De qué manera podar la buganvilla a fin de que florezca al límite

Ten en cuenta que la buganvilla tiene espinas. Al podar, utilice:

  • Guantes
  • Lentes protectoras
  • Remera de manga extendida
  • Tijeras de pico de loro higienizadas

Poda de buganvillas

La mayor parte de las buganvillas tienen espinas en sus tallos leñosos.

De ahí que, y de igual forma que hacemos en el momento de elegir cuándo y de qué manera podar los rosales, es primordial llevar guantes gruesos de jardinería para eludir lesiones. Tampoco está de sobra, si nuestra planta tiene una longitud aceptable, defendernos con lentes. Es más especial la planta mucho más deseada en primavera y verano. Es una planta originaria de Brasil, y en España es común ver buganvillas en la zona mediterránea. Asimismo hay que tomar en consideración que al cultivar en macetas, si decides tener buganvillas así, la humedad del sustrato se perderá considerablemente más veloz que en condiciones normales de suelo.

De qué forma podar una buganvilla en maceta pasito a pasito

Para comenzar, precisas unas tijeras afiladas y limpias. Antes de empezar, vea la planta desde una aceptable distancia, vea qué partes se tienen que recortar, si quiere un árbol pequeño que no trepe, se debe espantar de las paredes y rejas, hay que podar a media altura. , con lo que el avance de los árboles se ve favorecido por los tallos bajos, creando una manera mucho más compacta y corta con fachada de bola.

En un caso así, de cada rama joven o novedosa, busca el capullo que está en el centro de la planta, corta un centímetro por arriba, el capullo es un pequeño bulto que se puede observar en el costado de las hojas, si bien asimismo puede ser en todo el tallo.