Saltar al contenido

Abono casero para engordar tomates

Las sustanciosas no precisan bastante fertilizante. Aun una cargada que se expanda de manera directa en el suelo probablemente no necesite fertilizante.

Las sustanciosas que medran en macetas tienen que fertilizarse. Pocos, pero lo precisan.

Pelo humano y animal:

Tan asqueroso como suena, el pelo animal y humano es de todos modos una enorme adición a este fertilizante. El pelo tiene dentro queratina, una aceptable proporción de nitrógeno, sulfato y pequeñas proporciones de minerales. Ya que el pelo puede demorar bastante en romperse, es una enorme adición a un fertilizante de liberación lenta.

Las cascarillas de huevo contienen grandes cantidades de calcio, lo que puede contribuir a impedir la pudrición de las flores en los tomates.

Fertilizar con yerba cortada

Garantizan que la yerba recién cortada se puede emplear, puesto que se descompone de manera rápida, para enriquecer el suelo con nutrientes.

Radica en ocupar un contenedor de 20 litros con yerba cortada, o aun con malas yerbas. Añada agua y deje descansar a lo largo de uno o un par de días. Entonces diluya mezclando un tazón de yerba líquida con diez tazas de agua y coloque en la base de las plantas.

Floración

En el instante de la floración, debemos confirmarnos del vigor de nuestras plantas. La meta es que las flores se queden y se logre una aceptable fructificación. Un fertilizante de tomate para utilizar desde las plantas de tomate en flor hasta la cosecha es este: Fertilizante líquido de algas marinas ecológico.

En app foliar la dosis está entre 1,5 y 3 cc de producto por litro de agua. En el instante de la instalación, jura remojar bien todas y cada una de las hojas, esparciendo muy finamente a fin de que se contengan sobre ellas. No hagas esto a medio día en el momento en que hace sol, en tanto que esto puede ocasionar quemaduras.

¿Qué abono se usa para los tomates?

Hay tres nutrientes básicos llamados macronutrientes que mucho más precisa la planta. Estos son nitrógeno, fósforo y potasio. N P K

En el momento en que vamos a abonar tomates, debemos comprender que no requerimos abonar con nitrógeno. Si nos pasamos de nitrógeno vamos a tener una planta verde espesa y escasos tomates. Además de esto, va a haber varios pulgones y arañas rojas, por el hecho de que a estos insectos les gusta mucho el nitrógeno. Te invito a no abonar con urea granulada, ni con harina de sangre, puri de ortiga o emulsión de pescado. Estos fertilizantes no marchan.