Saltar al contenido

buganvilla pierde hojas en invierno

La causa más habitual de pérdida de hojas en la buganvilla es el exceso de agua. Estas plantas no necesitan enormes proporciones de agua y hay que llevar cuidado de no regar en demasía regando todas y cada una de las plantas por igual. Tienen que secarse entre riegos y jamás tienen que empaparse totalmente en tierra. Lo contrario asimismo es verdad; Si las plantas jamás se riegan, las hojas tienen la posibilidad de desplomarse.

Posiblemente estés aplicando la cantidad correcta de agua a las plantas, pero sin un drenaje conveniente en la tierra o en la maceta, el agua puede acumularse y lograr que la buganvilla retenga mucha humedad. Esto da como resultado la pérdida de hojas y la viable pudrición de la raíz. Plante su planta de campanilla blanca en un suelo con buen drenaje: añada corteza de pino a las ollas y sartenes para fomentar el drenaje. Escoja recipientes con varios orificios y drenaje en la parte de abajo. Si se planta en el suelo, manténgase distanciado de la arcilla pesada o el suelo espeso, que puede no dejar que el agua se escurra de forma rápida y eficaz.

Revisar el estado de las raíces, la clave para volver a poner una planta con exceso de agua

La hora de la realidad. De lo que de todos modos es dependiente la supervivencia de nuestra planta y el éxito de nuestro trabajo de jardinería. Como afirmaba, las víctimas del exceso de agua son siempre y en todo momento las raíces. De ahí que, antes de seguir, debemos ver dónde se encuentran. Si las raíces son blancas, están sanas. Si podemos encontrar raíces negras o que comenzaron a pudrirse, es preferible cortarlas. Conque las limpiaremos antes de regresar a plantar.

Un consejo: si la vamos a plantar nuevamente en exactamente la misma maceta, es esencial desinfectarla.

Va a bastar con lavarlo bien con alcohol o lejía. Así, cualquier hongo que logre haber allí va a desaparecer.

Valora tu planta mirándola de lejos

Es la mejor forma de comprender qué precisa poda y qué forma le deseas ofrecer. Asimismo lo va a ayudar a conocer qué ramas podrían ser peligrosas para las construcciones circundantes o aun para otros arbustos o árboles a su alrededor.

Predeterminado, la buganvilla es una planta trepadora. Si eso es lo que deseamos, va a bastar con eliminar las ramas secas o desgastadas con unas tijeras. Asimismo tenemos la posibilidad de eliminar del leño esas ramas que lo afean todo. Si además de esto deseamos aligerar el aspecto de la base a fin de que tengamos un leño mucho más limpio, asimismo deberemos eliminar las ramas inferiores, si bien estén sanas. Aparte de limpiarla, tras la poda es buen instante para poner unos tirantes que asistirán a que nuestra planta se expanda en la dirección que deseamos.

De qué forma abonar macetas

Muchas buganvillas cultivadas en el suelo no precisan ser abonadas. La tierra en maceta, por otra parte, pierde nutrientes con cada riego y ocasionalmente carecerá de los nutrientes que precisa.

Añada 14-14-14 al sustrato. Este fertilizante ha de ser granular y de liberación lenta. Una vez por año, coloco mantillo enriquecido con vermicompost y estiércol para añadir nutrientes al suelo.

Mucha fertilización

La buganvilla prospera en suelos pobres en nutrientes. Bastante fertilizante significa desarrollo vigoroso, hojas rebosantes y escasas flores.

Fertilice solo en el momento en que sea preciso y use fertilizantes bajos en nitrógeno.