Saltar al contenido

Cuando se poda un naranjo

La poda es buena práctica, puesto que descartando las ramas dañadas y las hojas secas que previenen el desarrollo ideal del árbol, se puede:

  • Mejor distribución de nutrientes para remover las áreas que no fueron usadas.
  • Reducción del peligro de padecer plagas y por consiguiente menor proporción de fitosanitarios tras la poda del naranjo.
  • Renovación del aire y mejor recepción de la luz del sol dentro del árbol, esencial en el momento en que está maduro y muy espeso.

Por qué razón podar los naranjos

En el momento en que se podan los naranjos, sus frutos están mejor ventilados y la luz les llega mucho más de forma fácil. No es necesario decir la relevancia de la luz del sol en la salud de las plantas. Como resultado, los nutrientes de las naranjas se distribuyen y usan mejor, incrementando su calidad y tamaño.

Por otra parte, la poda da mayor resistencia a los frutos, haciéndolos menos atacables a patologías y plagas.

11 – Poda en capacitación de naranjos

Por una parte, no se usan sencillos tijeras para adecentar las ramas que dejan los frutos pegados al suelo, ramas rotas y brotes (varillas sobre las que nutren) el árbol, pero no van a dar naranjas). Lo aconsejable es llevar a cabo una poda rápida de año en año, entonces tengamos la posibilidad las ramas jóvenes con considerablemente más precaución y cada 2 o 3 años hacemos una poda intensiva para regenerar las ramas mucho más viejas. Podando el naranjo así, nos cercioramos de que el árbol no padezca hasta el punto de hacerse de manera progresiva. Pero si hay un aspecto que crea confrontación para dilucidar de qué manera podar el naranjo es el número de ramas a podar. Lo común es llevar a cabo una poda rápida o muy rápida, por el hecho de que el naranjo, como el resto de los cítricos, es un árbol de hoja perenne, con lo que eliminar ramas equivale a tomar partido de sus reservas.

Ahora mismo el árbol va a tener frutos pequeños, con lo que si solo puedes recortar ramas improductivas o viejas, considerablemente más altas, acatando las que tienen frutos, y de este modo proteger la cosecha. Tras la recolección, puedes podar el naranjo cortando ramas viejas desde el interior para ofrecerle aire y sol al árbol. En NaranjasYa pensamos que la temporada perfecto para podar el naranjo es a inicios de primavera o a lo largo del verano, temporadas en las que el árbol prácticamente no posee actividad. En el producto te enseñamos todos y cada uno de los datos para guiarte a tener bajo control el avance de este árbol y la excelencia de sus frutos, las naranjas. La mayor parte de las ocasiones, los naranjos acostumbran a tener 2 puntos de avance vegetal.

¿Cuánto podar?

El tamaño se gradúa según la meta de desarrollo definido para el naranjo. Hay múltiples magnitudes de corte:

  • Rápida: Se suprime el diez% de la materia vegetal.
  • Habitual o genérico: se suprime el 20% del material vegetal.
  • Fuerte o profundo: se suprime el 30% de la materia vegetal.
  • Bastante fuerte o bastante profundo: se suprime el 50% de la materia vegetal.

Sugerencias para la poda del naranjo

Eliminar las ramas que están a puntito de tocar el suelo o ahora lo han tocado o están a puntito de llevarlo a cabo no solo es requisito sino posibilita el resto del tareas que viran en torno al naranjo. Asimismo es esencial remover las ramas secas o rotas.

Por otra parte, tienes que procurar podar descartando las ramas que generan exceso de ramas en el centro del árbol y sacando los conocidos «chupones de naranja», que son esas ramas que miran hacia el cielo y que absorber la mayoría de la energía del árbol.