Saltar al contenido

Cuando se podan las palmeras

Como las palmeras son feas en el momento en que están repletas de hojas secas da una sensación de abandono, de falta de cuidado, en cambio en el momento en que están limpias y verdes es otra cosa.

Las palmeras tienen un sistema de regulación a través de el que desarrollan hojas novedosas en el dosel superior al paso que las viejas se secan en el dosel inferior.

En el momento en que la altura de las palmeras es pequeña o mediana, hasta 5 metros, puedes realizar tú mismo la poda con las herramientas primordiales, pero si son mucho más altas te aconsejamos Siempre y en todo momento contacte a un profesional calificado con la experiencia que se requiere para podar, en tanto que hay múltiples cuestiones sobre la seguridad de la operación:

Cuándo podar una palmera

En zonas con un tiempo caluroso, la poda de palmeras se puede efectuar en cualquier temporada del año. Pero el instante perfecto para la poda va a ser a lo largo del periodo de tiempo vegetativo, esto es en primavera, verano y otoño, jamás en invierno.

La continuidad de poda es dependiente del estado y color de las hojas. Si las hojas están verdes, quiere decir que la palmera está sana, pero si las hojas comienzan a ponerse amarillas, deberemos cortarlas. No es práctico aguardar a que las hojas se sequen, comunmente la poda de palmeras se efectúa anualmente o cada 2 años.

Poda de palmeras de exterior

En la situacion de las palmeras de exterior se tienen la posibilidad de conformar distintas conjuntos en función de su empleo:

Poda de palmeras en jardines. Acostumbran a plantarse en jardines públicos y urbanos. En la mayoría de los casos, sus hojas inferiores se podan cada 2 a cinco años para sostener un “valor ornamental incluido”, de esta forma para eludir que sus hojas viejas se transformen en cobijo de insectos y roedores, o aun que su desprendimiento logre ocasionar daños a los recursos. . y gente

¡Tenemos la posibilidad de las palmeras!

Ofrecemos nuestro tiempo y nuestro dinero a la pelea contra el picudo colorado, a cambio, aparte de la satisfacción de haber salvado nuestras palmeras, solo merced a nuestra dedicación, merecemos una recompensa. Una recompensa tan fácil como poder gozar de nuestras palmeras, y que con su hermosura nos embriagan visualmente, decorando nuestro jardín con su personalidad tropical.

Cuando ahora te has aplicado el 5º y último régimen del año según el plan de forma anual, y una vez ahora te has quitado las inyecciones si decides ponértelas, deja pasar algunas semanas hasta el momento en que en invierno (diciembre , enero o febrero).