Saltar al contenido

Eliminar topos en el huerto

Son afines a los precedentes: asimismo se establecen en el suelo, pero en vez de vibraciones emiten unos ultrasonidos muy irritantes que solo siente el animal. Logra apresar un sinnúmero de topos y campañoles, pero hay que tener en consideración que se van a quedar los nacidos en esta región.

Una manera natural de terminar con los topos y las ratas es integrar en el jardín plantas repelentes de topos, que no son mucho más que variedades venenosas y venenosas. Por poner un ejemplo: belladona, tártago, Jimson, narciso, ricino o ruda. Pero tienes que llevar cuidado si hay pequeños o mascotas en la vivienda, puesto que estas plantas tienen la posibilidad de ser realmente perjudiciales.

Con palos y botellas

En la red puedes conseguir un sinfín de proposiciones para espantar topos y ratas con palos de metal plantados en el suelo y para poner botellas de vidrio o plástico troquelado que se mueven con el viento Y semejan ser bastante prácticos.

Recobra tu césped

Contenido

  • 1 Recobra tu césped
  • (tixag_14

    Técnicas para eludir la existencia de topos

    Donde las plantas no fueron regadas, el topo circula menos, con lo que puede ser atrayente regar menos el césped a fin de que no vengan, por el hecho de que hablamos de criaturas acuáticas y les agrada mudarse a jardines bien regados por el hecho de que tienen mucho más vermes (su comida) y la tierra húmeda es mucho más simple de cavar y desplazar. Asimismo puedes poner hojas fallecidas en muchos enormes, de manera directa sobre el suelo, a fin de que los topos colonicen este espacio y no se sientan tentados a examinar el resto del jardín.

    Hay plantas anti-moles o ahuyentadoras de lunares, como la Euphorbia lathyris, que forma parte a la familia de las euphorbia y tiene la leche propia de todas y cada una de las de esta familia. Esta leche está en el tallo y las hojas. Esta planta puede lograr el 1,5 m de altura y tiene flores de color verde. Tras la floración acostumbra fallecer pero se reproduce de forma fácil y regresa a medrar.

    Opciones libres y admisibles para combatir el inconveniente

    Siendo un animal solamente aparente, las tácticas para supervisar su presencia son normalmente increíblemente beligerantes, aun a peligro de perjudicar la seguridad de los resto de los pobladores y clientes del jardín.

    Los cebos tóxicos, las trampas y las fumigaciones son métodos desaconsejables, no solo pues tienen muchas posibilidades de ser ineficaces, sino más bien asimismo pues son peligrosos para los humanos en contacto con este espacio y por los modelos de los que se extraen. para alimentos, introduciendo condimentas y aromatizados.