Saltar al contenido

Envasar pimientos crudos al vacío

La deshidratación o secado de los alimentos pertence a los procesos de conservación mucho más viejos, que acentúa el gusto de cualquier producto. Exactamente la misma con los pimientos dulces o picantes, deshidratarlos o secarlos es clave a fin de que duren un buen tiempo, consulte los pasos ahora.

  • Paso 1. Escoge los más destacados pimientos
  • Virtudes del almacenaje al vacío

    Aparte de acrecentar de manera significativa el tiempo de almacenaje, como vimos al vacío el almacenaje en da muchas otras virtudes:

    • No hay pérdida de color, gusto u fragancia de los alimentos. Sus especificaciones organolépticas se sostienen mucho más equilibrados, de la misma los nutrientes.
    • Los alimentos preservan su solidez y textura. Los alimentos húmedos como pescados, carnes, embutidos, quesos, verduras o frutas preservan su lozanía y textura. Los alimentos como las galletas salobres o las galletas se sostendrán crocantes por mucho más tiempo.
    • Te deja ahorrar en la adquisición pues puedes obtener en enormes proporciones o en el momento en que hay rebajas y después envasar en porciones mucho más pequeñas o particulares.
    • Asimismo ahorro tiempo cocinando enormes proporciones y envasando porciones mucho más pequeñas.
    • Impide el desperdicio de comida, en tanto que los restos de comida cocinada se tienen la posibilidad de envasar.
    • Las carnes y pescados frescos asimismo se tienen la posibilidad de marinar con condimentas, yerbas aromatizadas, rodajas de limón, etcétera., antes de envasarlos para hacerlos mucho más sabrosos al cocerlos. Además de esto, el desarrollo de decapado o marinado es mucho más veloz al vacío.

    Preparación

    1. Comenzamos esterilizando los biberones. Para esto, ponemos al fuego un envase que va a ser capaz para barcas parado, que llenaremos con agua bastante para contemplar las barcas y que tenga 2 o tres dedos de altura a fin de que no brinquen las burbujas de agua en el momento en que concluya.
    2. Mientras que se excita el agua, precalienta el horno a 200º C y limpia los pimientos, sacando las cabezas, las partes blancas y las semillas. Dividamos cada pimiento en tres o 4 partes. En una fuente para horno, untar una cucharada de aceite de oliva y diseminar los pimientos sobre ella. Echamos por arriba otro chorro de aceite de oliva y una migaja de sal.
    3. En el momento en que el agua comience a hervir ubicamos las ollas, tapas y utensilios que usaremos para manipularlas, en nuestro caso pinzas. Tape y cocine a fuego retardado a lo largo de cuando menos 45 minutos. Este tiempo es primordial a fin de que los frascos estén totalmente esterilizados. Ponemos los pimientos a asar. Hornearemos a lo largo de 30-35 minutos a 200º C. Pasado este tiempo taparemos los pimientos con papel aluminio, apagaremos el horno y vamos a dejar descansar los pimientos a lo largo de diez-15 minutos, hasta el momento en que los tarros estén esterilizados.
    4. Cuando poseemos los pimientos asados ​​y los tarros esterilizados, los llenamos. Recogemos los tarros con las pinzas y los fijamos con guantes para defendernos las manos y no quemarnos. Llene bien los frascos, poniendo los pimientos en situación vertical y asegurándose de que tengan la menor proporción de orificios viable. Con la sartén llena debemos remover el aire que haya en ella, para esto llenamos media sartén con aceite y la otra mitad con agua hirviendo. Dejemos un espacio de la altura de un dedo descubierto. Cubra y apriete bien la tapa, asegurándose de que el frasco esté bien cerrado, y déjelo enfriar boca abajo, esto es, boca abajo. Vamos a hacer lo mismo con el resto de tarros y en el momento en que estemos todos llenos vamos a dejar que se enfríen completamente en exactamente la misma situación: boca abajo.
    5. Cuando los botes se hayan enfriado completamente, comprobaremos que los cerramos bien y que son herméticos. El control es bien simple: presionas el centro de la tapa y no debe desplazarse. Visualmente observaremos que el centro de la tapa está sutilmente abollado, esto quiere decir que el vacío se hizo apropiadamente. Solo nos queda etiquetar las botellas, por poner un ejemplo, su contenido y su fecha de producción. Las latas tienen que guardarse en un espacio seco, lejos de la luz y el calor. Se tienen la posibilidad de preservar a lo largo de meses siguiendo las normas que vimos.

    . . .

    ¿Cuál es la manera más óptima de congelar pimientos?

    Generalmente, la manera más óptima de llevar a cabo las cosas es siempre y en todo momento planear…

    1. Para congelar los pimientos, córtalos siempre y en todo momento en tiras. De este modo tenemos la posibilidad de utilizar la cantidad que deseamos en el momento en que los precisemos… NUNCA se tienen que congelar enteros.
    2. Limpiarlos realmente bien y quitarles las pepitas del interior. Conque únicamente debes descongelarlos y utilizarlos… NUNCA los congelaremos sucios o podrían contaminar el resto.
    3. Congelado totalmente seco. De este modo vas a tener tus pimientos congelados sin que se quemen por la acción del hielo… NUNCA los congelaremos mojados o húmedos.
    4. Lo destacado es guardarlos en bolsas herméticas de las que se logre evacuar el aire. Se venden en las tiendas… NUNCA los congelaremos sin resguardarlos del ámbito helado.

    Pasos para asar pimientos:

    – Adecentar bien los pimientos.

    – Forra la placa de horno con papel aluminio y pone los pimientos encima.