Saltar al contenido

Época de poda del cerezo

Sugerencias del Centro de Frutas do Sul para la poda de cerezos.

De qué manera podar un cerezo joven

Si tienes un cerezo joven, quizás desees entender de qué forma podar un cerezo pequeño para cerciorarte de que se expanda sano y en perfectas condiciones.

El precaución de un cerezo joven es esencial para la producción de frutos más adelante, le va a ayudar a tener las condiciones especiales para conseguirlo. En el momento en que es joven, la poda del cerezo debe beneficiar el paso de la luz y el aire.

Poda del cerezo de todo viento

Las formas cultivadas de todo viento forman copas de cerezo con tres ramas ensanchadas, que se tienen que podar a 20 cm de su base, las yemas laterales generarán 2 ramas que se sostendrá y que paralelamente se podará un año después entre 20 o 30 cm. La copa final va a tener entre 8 y 12 ramas, que tienen la posibilidad de medrar libremente. Así, hemos eludido un eje central que suba bastante, absorbiendo toda la savia.

Cultivo en cordones, espaldera o contra-lazada con cerezos. En Bosques Comibles aconsejamos este sistema para pequeños huertos. Bien cubriendo las paredes que cubren una vivienda, una barrera natural contra la intemperie, en solo una línea, como en un manzano. Pero hay que seleccionar especies de desarrollo retardado como: Duque de Mayo, Early Royal, Hermosa de Chatenay, Hermosa de Sceaux, Hermosa de Spa, Empress Eugenia, Queen Hortensia, Late Royal.

En maceta de españa

Con este sistema conseguimos un leño corto, de 50-60 cm de altura, con 3 a 5 ramas primarias (las que van de forma directa del leño) apartadas unos 15 cm de altura y orientados en distintas direcciones.

Deja un número variable de ramas secundarias para contemplar el espacio sin cruzarse entre sí.

Ni en verano ni en invierno

De noviembre a febrero no se aconseja podar el cerezo. En invierno, la mala circulación de la savia hace difícil la cicatrización de los cortes, favoreciendo la penetración de hongos y también infecciones. Entre las anomalías de la salud más frecuentes de los cerezos es la gomosis, o producción excesiva de goma, que se lleva a cabo primordialmente a lo largo de estos días. Por otra parte, tampoco es conveniente podar un cerezo en verano, por el hecho de que el árbol puede perder mucha agua al debilitarse.

Febrero y marzo, en el momento en que el cerezo está a puntito de florecer, es buen instante para realizar unas podas de entrenamiento. Esperando de la primavera, los cerezos ahora desarrollan bastante savia, lo que les deja sanar los cortes.