Saltar al contenido

Plantas de huerta de invierno

Comprender el encontronazo del tiempo frío en los jardines y las cautelas a tomar son puntos escenciales para una aceptable cosecha.

En el momento de planear nuestro jardín de invierno, algo mucho más esenciales es plantar en el instante conveniente, por el hecho de que no todos y cada uno de los cultivos medran y generan en todas y cada una de las temporadas del año.

Lechuga (De qué forma plantar lechuga)

Se puede plantar todo el año, pero en verano tiene panojas prematuras. En dependencia de la pluralidad de lechuga, vamos a tener éxito en distintas temporadas. Desde la siembra hasta el trasplante, toma cuando menos un mes. Y ojo, solo puedes sacarle las hojas, dejando la raíz, a fin de que vuelva a medrar. Se aconseja de forma encarecida intercalar lechugas con otros cultivos mucho más largos, como cebollas o distintas variedades de tomates, a fin de que una vez cosechada la lechuga, el resto cultivos tomen su rincón.

Es una hortaliza que medra tanto al sol como en semisombra, con lo que es ideal en esta temporada donde los días son mucho más cortos. En unos 60 días empezaremos a tener hojas para lograr utilizarlas como mucho más nos agrade en la cocina para caldos y guisos, asimismo tenemos la posibilidad de partir y congelar las hojas para lograr comerlas después.

– Coles de Bruselas

A esta clase especial de repollo no le importa bastante el tiempo. Además de esto, en contraste a otras plantas de exactamente la misma clase, no genera un solo fruto; y por contra, sostienen una producción continua a lo largo de un buen tiempo. Por esta fácil razón, con un número de plantas inferiores, tenemos la posibilidad de tener una aceptable proporción de producto.

⮞ Jardín de invierno en zonas heladas

Si por contra vives en comunidades como Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón o aun Asturias , Galicia o el País Vasco, el enfoque de su jardín de invierno probablemente habría de ser un tanto diferente. Al tratarse de sitios donde las heladas están prácticamente a la orden, es requisito promover la iniciativa de un invernadero o apostar de forma directa por cultivos muy resistentes al frío.

En este contexto, la primordial diferencia entre un jardín de invierno en un espacio fresco y uno en un espacio caluroso es la disponibilidad al desarrollo de plantación. En esta clase de zonas, si bien la siembra se puede efectuar durante los meses de octubre, noviembre e inclusive diciembre, las heladas o lluvias dificultarán el preciso lugar y desarrollo de la planta.

Cebolla y calçot (Allium cepa)

Se puede plantar en el mes de septiembre y octubre para juntar a fines de invierno. Los calçots se consiguen plantando bulbos maduros de cebolla ‘Blanca tardía grande de Lérida’. ¿Tiene alguna información sobre de qué manera cultivarlo en cebollas de su jardín?

Esta exquisita raíz que semeja una zanahoria pálida puede prolongar su temporada de desarrollo hasta octubre, aun en las tierras altas.