Saltar al contenido

Plantas de interior de invierno

Esta es una planta de veloz desarrollo que medra mejor en cestas colgantes (piense en aguantes de macramé) y tiene hojas suaves, pilosas y de color púrpura. La hiedra sueca púrpura asimismo tiene un fragancia fuerte y se puede desplazar al aire libre en el verano.

La planta de Guzmânia existe en mucho más de 120 variedades distintas y es originaria de América del Sur. Esta planta tropical medra realmente bien en interiores, en especial en sitios cálidos y húmedos como baños. Simple de proteger, esta planta solo precisa una rápida pulverización día tras día.

¿Qué llevar a cabo si se muestran hongos?

Fuente: thegardeningcook

Si nuestra planta está bastante húmeda, es mucho más posible que aparezcan hongos en muchas de nuestras plantas de interior. Para evitarlo, deberás espaciar los peligros y, para solucionarlo, puedes decantarse por proseguir ciertos remedios caseros a partir de canela en polvo o bicarbonato de sodio.

Localizar la luz del sol

Localizar los espacios de la vivienda por donde entra mucho más luz natural es una medida primordial a lo largo de la estación fría. Debe desplazar las plantas en esta área, teniendo precaución de no exponerlas a las rachas de aire helado. Asimismo hay que girarlas a fin de que reciban luz en su longitud, lo que impide que unas ramas se estiren mucho más que otras.

Si eso no es bastante, hay luces artificiales que tienen la posibilidad de asistir. Por servirnos de un ejemplo, lámparas hortícolas o lámparas fluorescentes.

Orquídea mariposa

Si bien las orquídeas no son comúnes como plantas simples de cultivar, aún puede cultivarlas con un mínimo esfuerzo. Distinguidos y perdurables, los vibrantes tallos verdes de estas bellas plantas alegrarán completamente la decoración de su hogar.

Fertilizar para elaborar la primavera

Ahora comentamos que las plantas dejan de medrar a lo largo del invierno y por consiguiente no posee bastante sentido abonar en esta temporada del año. No obstante, en la actualidad es viable dar de comer a la planta con fertilizantes concretos que asistan al avance radicular y la nutran sin poner en una situación comprometedora su intérvalo de tiempo de reposo.

Hablamos de fertilizantes a partir de algas con baja concentración de nitrógeno. Un medio, además de esto, de acrecentar las defensas de la planta para lograr frenar las plagas o los hongos que logren procurar atacarla.