Saltar al contenido

Qué flores plantar en otoño

“Feliz, relajado y complacido por todas y cada una de las muestras de cariño”, de esta manera se despide Francisco Bergua de su presidencia adelante de la AEPJP. Un periodo de tiempo de ocho años en los que, adjuntado con los otros once integrantes de la Junta Directiva, trabajaron para consolidar la asociación como un líder en lo que se refiere al conocimiento y profesionalización de la jardinería y el paisajismo a nivel municipal.

Soucis (Tagetes)

Les soucis peuvent commencer à fleurir à la fin du printemps, mais continueront à afficher leurs riches teintes dorées et rouges jusqu’au début de l ‘otoño. Estas plantas cada un año germinan de manera rápida (en unos pocos días) y florecen (en unas ocho semanas), conque plántelas en el primer mes del verano para conseguir el tono de agosto. Las caléndulas se piensan una planta de bajo cuidado perfecto para el jardinero novato: son muy tolerantes al calor, la sequía y las plagas.

Flores otoño-invierno

  • Caléndula (Calendula officinalis): Floración intensa de junio a noviembre. Es una planta durísima y fuerte. Hoy en día hay varios híbridos con flores mucho más enormes y colores mucho más diversos que el original. Precisa una localización radiante o semisombra. Su sustrato necesita un riego moderado. Su cuidado es mínimo, requiriendo fertilización cada 15 días a lo largo de la temporada de floración. Al remover las flores mustias, tenemos la posibilidad de almacenar semillas para cultivar la próxima primavera. Esta planta asimismo es perfecto para poner en el jardín puesto que atrae varios insectos polinizadores. Sus pétalos son comibles y se tienen la posibilidad de añadir crudos a las ensaladas. Entre sus múltiples características, se resaltan la desinfección y desinflamación de lesiones en cremas y linimentos preparados con sus pétalos. Si lo quieres, puedes preguntar mucho más información sobre el cultivo, características y usos de la caléndula.

¿Qué son los bulbos o plantas bulbosas?

Las plantas bulbosas tienen dentro una sucesión de especies cuyas raíces son un órgano redondo y también hinchado, llamado bulbo, con múltiples capas de tejido muy compactado, siendo este último muy fino, llamado escamas o túnicas. Estos bulbos brotarán y formarán una planta separada. Hay oportunidades en que asimismo se tienen dentro en este término tubérculos, plantas tuberosas y rizomatosas, pero el día de hoy me marcho a centrar en los propios bulbos.

Los bulbos se usan en jardinería por el interés que despiertan en una cierta temporada del año, en el momento en que florecen, la mayoría del tiempo, pero asimismo por su follaje y su sencillez de cultivo. El bulbo guarda tejidos y nutrientes que usará en el momento en que germine y que usará hasta el desenlace del período de la planta. De ahí que todas y cada una de las lámparas prosiguen un período de forma anual, tienen sus estaciones y se tienen que respetar las condiciones idóneas para no interrumpir su actividad. Intente no eliminar los bulbos a mitad de temporada, en tanto que no se hincharán lo bastante para regresar a medrar. En caso contrario, no precisan ningún precaución, sencillamente colócalos en el sitio preciso y lo mucho más posible es que vuelvan a medrar un año tras otro, ¡siempre y en todo momento sorprendiéndonos!