Saltar al contenido

Remedios caseros contra el pulgón

Lo que mucho más me agrada de la huerta orgánica es la biodiversidad y dado que siempre y en todo momento disponemos a mano plantas que nos asisten a combatir contra los parásitos. De ahí que tengo en el jardín desde hace unos años tanaceto, que es una planta que atrae a los predadores del jardín, pero con la que se puede elaborar un extracto como el de la hiedra y emplearlo para supervisar plagas. En un caso así asimismo nos asistencia como entre los remedios naturales para las hormigas, para batallar las hormigas que pastan pulgón, pero asimismo nos asiste a combatirlas.

Cebolla

La cebolla, exactamente la misma el ajo, desprende algunos aromas que repelen pulgones y hongos. Y la manera más óptima de explotar sus características para terminar con los pulgones es elaborar una infusión. Hervir una cebolla picada en un litro de agua. Pasados ​​cinco minutos deja que se enfríe y ahora puedes aplicarlo con un aerosol sobre la planta.

Este insecticida casero hay que utilizar en tiempo seco y caluroso, con lo que es el más destacable antídoto para el verano. Poner cien gramos de ramas frescas de cola de caballo en un litro de agua y dejar fermentar en el transcurso de un día. Entonces hervir, colar y emplear. Naturalmente, y en esta ocasión precisan rociar rigurosamente la parte perjudicada de la planta.

Aerosol foliar de tomate para matar pulgón

Las plantas de tomate poseen compuestos tóxicos llamados alcaloides. Estos se dejan libre en el momento en que se cortan las hojas. Aún mejor, son tóxicos para los áfidos pero inofensivos para las plantas y los humanos.

  • Corta 2 tazas de hojas de tomate frescas. Tienen la posibilidad de proceder del fondo de la planta.
  • Poner las hojas en 1 litro de agua y dejar descansar toda la noche.
  • Cuele el material vegetal y rocíe sobre el follaje de la planta.

Trámite:

  1. Primero pela los ajos y córtalos en trozos pequeñísimos. Entonces aplastarlos un tanto. Reserva.
  2. Por otra parte, ponemos a hervir agua en un cazo y, en el momento en que hierva, agregamos el ajo.
  3. Sacar del fuego y poner el paño limpio sobre la sartén. Deje descansar a lo largo de 24 h.
  4. Una vez pasado el tiempo, quita el paño y excita la infusión a fuego medio a lo largo de unos 20 minutos.
  5. Retire del fuego de nuevo y deje enfriar.
  6. Filtra la infusión y vuelca el agua en el vaporizador.
  7. Finalmente, úsalo en plantas que detectes que tengan pulgón.

Nota: Al emplear este trámite, compruebe si los pulgones se caen de la planta. Ciertas las puedes eliminar de manera cuidadosa con un paño de algodón (puedes humedecerla con infusión de ajo).

Trámite:

  1. Primero pela los ajos y córtalos en trozos pequeñísimos. Entonces aplastarlos un tanto. Reserva.
  2. Por otra parte, ponemos a hervir agua en un cazo y, en el momento en que hierva, agregamos el ajo.
  3. Sacar del fuego y poner el paño limpio sobre la sartén. Deje descansar a lo largo de 24 h.
  4. Una vez pasado el tiempo, quita el paño y excita la infusión a fuego medio a lo largo de unos 20 minutos.
  5. Retire del fuego de nuevo y deje enfriar.
  6. Filtra la infusión y arroja el agua en el vaporizador.
  7. Para finalizar, úsalo en plantas que detectes que tengan pulgón.

Nota: Al utilizar este trámite, compruebe si los pulgones se caen de la planta. Ciertas las puedes eliminar de manera cuidadosa con un paño de algodón (puedes humedecerla con infusión de ajo).