Saltar al contenido

Semillas de girasol para sembrar

El girasol es una planta de forma anual de verano que atrae un sinnúmero de insectos polinizadores y, si se siembra cerca del jardín en primavera, tiene la posibilidad de tener un efecto positivo en este desarrollo para las verduras cultivadas en el hogar.

Su fruto es la semilla, que se puede torrar y después comer. Si deseas sembrarlas, es esencial que sepas que precisan una temperatura mínima de unos 12ºC para germinar.

Separación de filas de girasol

Tras escoger la pluralidad, el agricultor precisa conseguir las semillas para empezar a plantar. Se aconseja a los labradores que empleen semillas certificadas, saludables y de alta definición para asegurar una tasa de germinación razonable y traje. La mayor parte de las semillas de girasol se tratan con fungicidas para supervisar el tizón tardío y también insecticidas, y ciertas compañías de semillas asimismo tratan sus semillas con molibdeno (4). Las semillas de girasol tienen que tener un óptimo contacto con el suelo para emerger uniformemente. Por consiguiente, las camas han de ser firmes y húmedas. En los sistemas de labranza cero, los labradores tienen particular precaución en contemplar las semillas con bastante tierra y garantizar un óptimo contacto entre la semilla y el suelo. La compactación del suelo, en especial en suelos areniscos, puede achicar en buena medida la infiltración de agua de lluvia en el suelo, lo que disminuye el nivel de humedad. Esta situación y la fuerza agregada que precisan las plantas jóvenes para atravesar esta cubierta tienen la posibilidad de crear problemas significativos para la urgencia y el lugar de las plantas. Para achicar el peligro de semejantes ocasiones, los labradores tienen la posibilidad de utilizar un arado de vertedera o un escarificador para elaborar de forma exitosa la cama de girasol. Estas prácticas asistirán a romper la corteza del suelo y eliminar las malas yerbas, limitando de este modo la erosión del suelo.

Eludir plantaciones de sobra de 2 a 2,5 pulgadas (5 a 6 cm) es fundamental para una aceptable germinación traje. O sea singularmente esencial para los girasoles de confitería, donde la hondura máxima ha de ser de 5 cm. Las semillas plantadas bastante superficiales van a tener adversidades para mondar y germinar. Los cultivadores de girasol establecen mucho más profundo en suelos areniscos y menos profundos en suelos arcillosos pesados.

Cuándo plantar girasoles

El instante perfecto para plantar girasoles es en la época o finales del invierno. O sea, aquí es donde sembraremos en cama. Si quisiéramos llevarlo a cabo en siembra directa, habría que llevarlo a cabo ahora en primavera y el procedimiento sería afín, pero ahora en la huerta o el huerto urbano. Lo mejor es que al girasol, si bien le agrada el calor y las buenas temperaturas, puede germinar desde los 12º.