Saltar al contenido

Espatifilo cuidados

Si hablamos de plantas ornamentales, no podemos dejar de mencionar el hermoso Espatifilo; una planta muy común en interiores que aporta elegancia en el diseño y además invita a la relajación.

Si deseas tener uno de estos hermosos ejemplares en tu hogar, has tomado la mejor decisión. A continuación, te presentamos los detalles de esta bonita planta y los cuidados que debes tener para que se desarrolle correctamente.

Características del Espatifilo

El Espatifilo destaca por ser una planta muy resistente y fácil de cuidar, por lo que muchos amantes de los ejemplares verdes la adoptan como parte de la colección en sus hogares. También se le conoce como lirio de la paz, flor de la paz o cuna de moisés y cuenta con muchas variedades. Entre las más populares se encuentran:

  • Spathiphyllum blandum
  • Spathiphyllum cochlearispathum
  • Spathiphyllum floribumdum
  • Spathiphyllum minus
  • Spathiphyllum montanum
  • Spathiphyllum silvícola

El Espatifilo posee una estructura visual muy atractiva, con hojas verdes lanceoladas y muy brillantes; además de contar con hermosas flores blancas que perduran mucho tiempo y tienen forma de cuna (de allí uno de sus nombres más conocidos).

¿Cuántas veces florece la cuna de moisés en un año?

El Espatifilo puede florecer más de una vez por año, pero esto va a depender de los cuidados básicos que se tengan con ella. Si se mantiene en condiciones adecuadas, esta planta vivirá por mucho tiempo y florecerá varias veces.

Si eres un principiante en la jardinería, no dudes en comenzar por esta planta, que además de hermosa, perenne y elegante, se puede adaptar a casi cualquier espacio y es muy sencilla de cuidar.

Cuidados del Espatifilo

Ya hemos dicho que esta es una planta muy sencilla de cuidar; sin embargo, se debe prestar atención a los siguientes detalles:

Iluminación del Espatifilo.

Se trata de una planta que requiere de mucha luz para tener un buen desarrollo, pero no es amiga de la luz solar directa, por lo que es ideal ubicarla cerca de una ventana o en alguna zona al aire libre donde reciba luz indirecta.

Temperatura.

El Espatifilo se adapta muy bien a casi todas las condiciones climáticas, pero en invierno el crecimiento suele ser un poco más lento. La temperatura para su desarrollo ideal es de 20 a 22 °C y nunca debe estar en ambientes con temperaturas menores a 7 °C.

Esta planta requiere de ciertas condiciones de humedad, por lo que no es bueno que se encuentre cerca de estufas ni de calentadores, ya que esto tiende a que el ambiente se torne muy seco.

Riego de la planta.

La cuna de moisés se va a regar de acuerdo a la estación del año, pero generalmente no es muy exigente. En verano, el riego puede hacerse dos veces por semana; mientras que el resto del año se puede regar una vez por semana. Lo ideal es mantener la humedad en el sustrato.

Si tienes dudas acerca de las condiciones de humedad y el riego de la planta, puedes utilizar un medidor digital de humedad o insertar un palillo delgado de madera en el sustrato; si está muy seco significa que necesita un poco más de agua.

Para evitar daño en las raíces, lo más recomendable es utilizar agua blanda que no contenga cal ni cloro; asegurar que la maceta tenga drenaje inferior y retirar el agua sobrante inmediatamente después del riego.

Abonado de la planta.

Para abonar el Espatifilo se debe utilizar fertilizante líquido universal. Esto puede hacerse en la época de primavera y hasta el verano, aunque no es estrictamente necesario abonar dos veces al año.

En referencia al sustrato, puede utilizarse sustrato de cultivo universal combinado con perlita a iguales cantidades.

Cuidados del Espatifilo en exteriores

Puede que hayas decidido tener tu Espatifilo en el jardín exterior. Esto es posible teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Ubícala en una zona de sombra, donde no reciba luz solar directa. Puede ser debajo de algún árbol o en balcones techados.
  • Si la vas a plantar en el suelo, asegúrate de que tenga espacio suficiente frente al resto de las plantas, para que se pueda desarrollar correctamente.
  • Estas plantas no soportan las heladas, por lo que no se debe sembrar en el suelo si en la zona se dan este tipo de efectos climáticos.

El resto de los cuidados son los mismos que si se mantiene esta planta en el interior del hogar o la oficina.

Trasplante del Espatifilo

Para garantizar que esta planta se desarrolle correctamente, se recomienda su trasplante cada dos años, durante la estación primaveral. Su nueva maceta debe contar con tres o cuatro centímetros más de ancho y largo, en referencia con las medidas de la anterior. Si la planta está en el suelo, basta con hacer el correcto abonado y cuidar la humedad del sustrato.

Al momento de plantar el Espatifilo, es necesario cuidar que no quede ni muy alto ni muy bajo. Debe ubicarse el cepellón en el centro del hoyo cavado y éste debe quedar a unos dos centímetros por debajo del nivel del suelo o capa final de tierra.

Plagas y enfermedades del Espatifilo

Pese a que esta planta es muy sencilla de cuidar, suele ser muy vulnerable a las plagas y enfermedades. Algunas de las más comunes son:

Los ácaros.

Son parásitos muy diminutos, casi imposibles de identificar a simple vista. Se alimentan de las células de las hojas de la planta, por lo que pueden ser mortales para la misma. En el mercado existen diversos acaricidas que funcionan muy bien para atacar estos parásitos.

Los pulgones.

También son de tamaño muy reducido, pero se alimentan principalmente de la savia que se encuentra en las flores y las hojas del Espatifilo. Estos pueden ser atacados con insecticidas naturales, con aceite de neem o con jabón potásico.

La mosca blanca.

Se trata de un insecto que, como su nombre lo indica, es de color blanco y se alimenta de la savia de las hojas. Se puede combatir con insecticidas para pulgones.

Espatifilo

Enfermedades del Espatifilo.

Entre las enfermedades más comunes de esta planta se encuentra la aparición de hongos, debido a que generalmente se plantan en macetas y se tiende a regar en exceso. La presencia de hongos puede provocar manchas marrones en las hojas, ralentización del crecimiento, manchas cloróticas, pudrición de las raíces y las hojas; y muerte de la planta.

Los hongos se pueden atacar fácilmente con fungicidas o recortando las partes de la planta que se ven afectadas, pero lo mejor es tener cuidado al momento de proporcionar agua a nuestro bonito ejemplar.

Problemas comunes en el Espatifilo

Las personas que deciden adoptar un Espatifilo como parte de su jardín, no solo tienen que lidiar con sus cuidados, también pueden enfrentar problemas comunes, que son muy fáciles de resolver pero que suelen causar grandes preocupaciones. Aquí te ayudaremos con ello.

¿Por qué no florece mi Espatifilo?

Esta es la principal inquietud en los dueños de esta hermosa planta. Las razones por las que esta planta no suele florecer son:

  • Falta de luz. Recordemos que esta planta adora la luz, pero sin incidencia directa.
  • Maceta muy pequeña. Puede que tu planta necesite más espacio para desarrollarse; lo recomendable es trasplantar cada dos años.
  • Falta de nutrientes. Aunque no es un factor muy común, puede que tu planta esté falta de nutrientes; esto se puede solucionar abonando en primavera hasta el verano.

Las hojas de mi Espatifilo no tienen color.

Una de las características particulares de esta planta son sus hermosas y brillantes hojas, por lo que puede ser preocupante tener una planta sin color. Esto puede deberse a que tu planta está recibiendo luz solar directa o, al contrario, porque se encuentra en zonas donde recibe muy poca o nada de luz

Mi planta está triste o marchita.

Si tu planta tiene un aspecto triste, puede deberse a la falta de agua. Para solucionarlo, basta con regar hasta que todo el sustrato se encuentre completamente húmedo y luego regar con espacio de cuatro a cinco días, hasta que se recupere.

Si la planta se encuentra en exteriores, en el suelo, es recomendable hacer un alcorque a su alrededor, de modo que al hacer el riego, el agua profundice en el sustrato y no se escape a otras zonas.

Mi planta tiene las puntas de sus hojas secas.

Esto puede deberse al exceso de abono o fertilizantes. En este caso se recomienda prestar mucha atención a las indicaciones de los envases para evitar sobredosis.

También puede ocurrir que tu planta esté expuesta a corrientes fuertes de aire, lo que también causa puntas secas. Lo recomendable es no situarla cerca de aires acondicionados o de cualquier lugar donde haya altas corrientes de aire.

Esta es una extraordinaria planta para interiores y jardines que no requiere de cuidados excesivos y que puede ser ideal para crear ambientes donde se respira tranquilidad, paz y armonía. Si deseas trasmitir estas sensaciones, el Espatifilo es el ejemplar perfecto.