Saltar al contenido

Mi planta tiene hojas amarillas

Una causa muy habitual en el cultivo de interior es no utilizar la luz precisa o sostener los bulbos bastante apartados de las plantas. En un caso así, la temperatura no es suficientemente alta, las raíces no se expanden apropiadamente y hace aparición la clorosis (en el momento en que el follaje no efectúa adecuadamente la fotosíntesis).

Así sea por falta o por exceso, las plantas no conseguirán los nutrientes precisos, lo que va a hacer que las hojas se vuelvan amarillas. En el caso de exceso de agua, las raíces se bloquean y no tienen la posibilidad de absorber los nutrientes, tornando amarillas las hojas inferiores de la planta.

Amarillamiento de las hojas por inconvenientes de luz

Cada planta es diferente y exactamente la misma no precisan exactamente la misma proporción de agua que otras, por el momento no precisarán exactamente la misma proporción de agua luz. Las hojas amarillas en las plantas de interior asimismo tienen la posibilidad de mostrarse pues las plantas no reciben la cantidad correcta de luz para la fotosíntesis.

Antes de poner una planta en un espacio, es esencial comprender qué género de planta es y qué cuidados rápidos precisa. No es exactamente lo mismo una solanácea que precisa bastante sol directo que una que precisa sombra, y el sol directo puede dañarla y padecer clorosis.

Por qué razón las hojas de poto se vuelven amarillas

Conociendo las peculiaridades del poto, cabe apuntar que el exceso de riego provoca que las hojas se pongan amarillas y, consecuentemente, se caigan.

Pero si en nuestro poto podemos encontrar hojas amarillas u hojas secas, ¿de qué forma tenemos la posibilidad de solventarlo?

Inconvenientes de riego

Las aglaonemas son plantas pasmosas. Originarios del sudeste asiático, se han creado en cerca de 25 variedades cultivadas distintas.

Si su aglaonema está tolerando por la proporción de agua que recibe, lo mucho más posible es que esté recibiendo mucha, no muy poca. Aglaonema se riega mejor una vez que los 3-5 cm superiores del suelo estén secos al tacto.

¿Cuál es el fundamento y de qué manera identificarlo?

Esto puede deberse a múltiples causantes:

1. Por mal sustrato: Indudablemente, este pertence a los fundamentos más habituales. Si disponemos un sustrato muy sólido, o que retenga mucha humedad, es muy simple que las raíces de nuestras plantas se pudran. Esto perjudica a sus hojas, volviéndolas amarillas o negras.