Saltar al contenido

Poner piedras en el jardín

Realizar un sendero con grava es una opción alternativa muy económica y simple de llevar a cabo, aparte de una conservación en un largo plazo.

La grava está formada por pequeñas piedras, antes desmenuzadas o tamizadas, que tienen la posibilidad de ser redondeadas o tener puntas.

De qué manera adornar jardines con piedras enormes

Las piedras enormes marchan bien para ocupar ciertas zonas del jardín y, más que nada, para dividir el césped de las ubicaciones prohibidas. Las piedras enormes acostumbran a estar situadas cerca de bosques, plantaciones y en los bordes de los caminos a fin de que los visitantes no se pierdan al entrar al recinto por vez primera.

Es esencial que estas piedras sobresalgan del resto del lote para eludir confusiones al entrar a ciertas zonas. Si el tamaño es buena indicación de que hay un límite en el sendero que no debe cruzarse, se tienen la posibilidad de emplear códigos de colores bien utilizados ​​para enfatizar este aspecto, conque siéntete libre de emplearlo para marcar los límites de tu sendero. jardín.

Jardines de rocas y cactus:

Los jardines de rocas y jardines de cactus acostumbran a estar hechos de piedra volcánica o piedra caliza, lo que le da un toque rústico a nuestro jardín, sin parar de ser idóneo para camuflar desperfectos o irregularidades. en el lote Tenemos la posibilidad de usarlos tanto de manera general como en una esquina de nuestro jardín en forma de isla.

Las plantas que tenemos la posibilidad de añadir a las rocallas y cactus son las indisculpables, las palmeras o asimismo el boj, puesto que las dos precisan poca agua como los cactus y estéticamente quedan perfectas en el momento en que se mezclan con ellas. Puedes poner múltiples géneros de plantas o seleccionar únicamente una en dependencia de si deseas jugar con volúmenes, colores, etcétera.

Pavimento de jardín de piedra

Entre las primeras ideas que contamos para nuestros jardines de piedra es hacer un espacio donde todo el suelo esté cubierto de piedras

A) Conociendo la área

Para esto se efectúan mediciones de la área sobre el lote, expresadas en metros lineales y se efectúan las operaciones oportunas para saber la área y el volumen de piedra que es requisito . Si no se memorizan estas fórmulas, tenemos la posibilidad de localizarlas en Internet o en cualquier libro de artículo de matemáticas.

Si la área a adornar es regular, no es bien difícil conseguir su área. Por contra, si es irregular, hay que «recortar» en formas regulares (cuadrados, rectángulos, triángulos) y sacar de a poco la área de cada parte para al final sumarlas todas y cada una hasta conseguir la área total.