Saltar al contenido

TODO SOBRE LOS CACTUS DE NAVIDAD DE HOJAS ARRUGADAS.

TODO SOBRE LOS CACTUS DE NAVIDAD DE HOJAS ARRUGADAS.

Las cactáceas (cactaceae) pertenecen al orden cariofilales, mayoritariamente originarias de las zonas áridas y semiáridas de América tropical y subtropical. También se pueden encontrar en África. Son de tamaño muy variado. Son suculentas y con hojas, generalmente reducidas a espinas o escamas. El tallo es carnoso y ricos en tejidos especializados para reserva de agua y nutrientes, es verde y con capacidad de fotosíntesis. Las flores a menudo son grandes y solitarias con mucho colorido y olor atractivo. El fruto es una baya carnosa con muchas semillas.

El cactus de navidad recibe este nombre porque florece en esta época y el color rojo de su flor es uno de los colores que simboliza esta época del año.

¿Por qué se arrugan los cactus de navidad?

Por lo general cuando se observan las hojas arrugadas en el cactus de navidad es porque hay algún problema con el riego. O falta o sobra.

Deshidratación:

Si la planta se ha regado insuficientemente se marchitará como puede ocurrir con cualquier otro vegetal. Aunque los cactus son muy resistentes a la sequía, no pueden vivir sin agua y si hay mucho calor y la planta está expuesta a los rayos solares directos y a los demás elementos del clima, por supuesto que se verá afectada y se marchitará. Lo prudente será que se riegue cada 7 o 10 días en época de verano y primavera. En otoño e invierno podría regarse cada 15 días o una vez al mes, todo dependerá de lo que se observe en la planta y/o en la tierra del matero donde se encuentre. Eso sí, ni tan calvo ni con dos pelucas. Los cactus deben regarse con la frecuencia que se acaba de señalar, pero con cantidades moderadas de agua para que no ocurra el siguiente problema.

Encharcamiento:

Si nos excedemos con el agua, la planta también puede marchitarse porque quizás sea afectada por microorganismos que causen pudrición de las raíces y hasta del tallo. Si se observa que la punta de las hojas se arruga o se pudren, lo más probable es que haya exceso de humedad. Claro, también, como en el caso anterior hay que mirar y tocar la tierra del matero. Pero si uno lleva la cuenta de las veces que se van realizando los riegos no deberían presentarse estos problemas. Los cactus son plantas robustas y resistentes, adaptadas a las más duras condiciones de escasez de humedad y de irradiación solar. El riego dependerá del clima, del substrato donde se encuentre la planta y el lugar donde esté situado el matero.

Hay que revisar los orificios del fondo de los materos porque a veces se tapan y no permiten el drenaje del agua, ocasionando el encharcamiento con las consecuencias que se acaban de describir. Además, hay que asegurarse que la textura del “suelo” que hemos creado al cactus en el matero, tenga más arena que limo y arcilla porque las texturas pesadas (con poca arena), dificultan el drenaje. Los cactus no toleran el encharcamiento.

También pueden presentarse otras causas para que se arruguen las hojas de los cactus de navidad:

Salinidad del agua o del fertilizante que se esté utilizando:

Los fertilizantes que contienen sodio y cuando el agua que se usa tiene mucha sal, esta puede acumularse en la tierra del matero ocasionando deshidratación de la planta. Lo mejor es usar abono orgánico en pequeñas cantidades dado que los cactus son poco exigentes en este sentido, y dejar que el agua para riego repose al menos 24 horas en un recipiente para que se precipite la sal (se asiente, como se dice comúnmente), antes de usarla.

Edad:

Al igual que pasa con nosotros, los seres humanos, los cactus también se envejecen y se arrugan. De hecho, con el tiempo las hojas más antiguas se van marchitando, aunque se le hayan proporcionado a la planta las atenciones apropiadas. Sin embargo, para estar seguro que este, efectivamente, es el problema, es importante observar si brotan nuevas hojas. De cumplirse esto, estaríamos ante un proceso de envejecimiento de las hojas. Si no crecieran nuevas hojas, el cactus de Navidad podría presentar alguna enfermedad o algún otro problema.

Para no apresurar este envejecimiento ni añadir nuevos problemas en el cactus de Navidad, es importante retirar las hojas arrugadas, pero después que se sequen completamente. Nunca se deben descartar antes de secarse totalmente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *