Saltar al contenido

Acebo: Características, Cuidados, Tipos, Enfermedades y más

El acebo es conocido con los nombre de “planta de navidad”, o “falso muérdago”, es una de las plantas más emblemáticas de estas fechas, pues no solo su aspecto es representativo de la ocasión, sino que también ha sido usado como decoración.

¿Qué es el acebo?

El Ilex aquifolium o acebo, es un arbusto o un árbol pequeño, que se encuentra entre las Aquifoliáceas. Se dice que pueden alcanzar una vida prolongada por unos 500 años aproximadamente, aunque por lo general, estos no llegan a vivir más de 100 años.  

Es una de las plantas más utilizadas cuando se habla de decoraciones navideñas, pues la misma, es el perfecto reemplazo del famoso muérdago, el cuál es tradicional dentro de la cultura occidental católica, especialmente entre los más jóvenes.

Características del acebo

  • Nombre común: Acebo
  • Nombre científico: Ilex aquifolium
  • Familia: Aquifoliaceae
  • Lugar de origen: Europa y Asia
  • Ubicación: Exterior
  • Luz: semisombra o sombra
  • Temperatura: Tolera bien el frío (lo prefiere)
  • Riego: requiere una cantidad de agua alta
  • Abono: abono rico en nitrógeno y acolchado en invierno.

Es una planta de un hermoso color verde oscuro, generalmente puede medir entre 7 y 10 metros de altura, pero que en ocasiones puede llegar a alcanzar hasta los 20 metros. Una de sus características principales son una pequeñas bolitas de color rojo que son sus frutos, los mismos, no pueden ser consumidos ya que poseen sustancias nocivas para el hombre, no obstante, hacen que la planta se vea mucho más hermosa y llamativa.

Las hojas de acebo son perennes, lo que significa que las mismas, se encuentra presentes y vivas durante todo el año. Es una planta que, por lo general, tiene un mantenimiento más óptimo durante las temporadas invernales, por esta razón es que la misma se ha ganado el nombre de “planta de navidad” y las personas de casi todo el mundo la utilizan para sus diversas decoraciones.

Conoce también al hermoso cactus de navidad

Al ser una planta duradera y perenne, podemos disfrutar de la misma durante cualquier época del año. El acebo es un arbusto que debe mantenerse en los exteriores, por su gran tamaño, lo ideal es que sea plantado en jardines o patios extensos donde el mismo pueda crecer libremente.

Cuando nos referimos al acebo como planta de la navidad, hacemos referencia a que el mismo, al ser una sustituto del muérdago real, forma parte esencial de las decoraciones navideñas en casi todas las casas, oficinas, centros comerciales, plazas, escuelas y más.

La iglesia católica introdujo al acebo como un sustituto del muérdago ya que este último, parecía tener un significado pagano que la iglesia no toleraba, así que, en busca de poder sustituirlo, nació la costumbre de usar el acebo como un falso muérdago.  

Hojas flores y frutos

Las hojas de los acebos son bastante duras con una apariencia brillante y sus bordes pueden ser completamente lisos o con espinas. Si observamos uno de estos arbustos o pequeños árboles, podemos notar que desde la base de sus ramas hasta la punta, posee hojas diversas, es decir, que las mismas pueden ser de bordes lisos o espinosos en el mismo árbol.

En el caso de las flores de nuestro falso muérdago, podemos decir que las mismas son bastante pequeñas y de color blanco, lo que le da a la planta un toque de pureza. Estas flores tienden a florecer en abril y duran hasta julio.

acebo

En el caso del fruto del acebo, este es uno de los aspectos más relevantes de esta planta, son pequeñas bolitas rojas de aproximadamente 1 centímetro de diámetro, las mismas, comienzan a aparecer durante el otoño y perduran lo restante de esta época y durante todo el invierno.

Hábitat del acebo

Son arbustos que podemos encontrar de manera natural en casi todos los bosques del oeste europeo hasta llegar a Alemania. También puede ser encontrados en la Península Ibérica, en los Montes de Toledo, Cáceres, Sierra de Cazorla, Andalucía, Sierra Tramuntana de Mallorca y otros lugares.

Estos arbustos se pueden encontrar en zonas donde crezcan también árboles como la haya, robles, quejigos y pinos. No obstante, en la provincia de Cádiz, también se encuentran conviviendo con algunos alcornoques y pinsapos.

Cuando vemos estos árboles pequeños en las zonas urbanas, podemos encontrarlos siendo arbustos ornamentales en algunos parques, plazas, jardines y patios. Si tu deseo es tener uno de estos, te recomendamos que primero investigues todo lo referentes a cómo plantar un acebo de manera adecuada y sus cuidados.

Es necesario que crezcan en terrenos con humedad y en la sombra, de esta manera es que el mismo se puede desarrollar de manera adecuada y favorable. Por esta razón es que se pueden ver mayormente en las zonas boscosas, matorrales de sombra y zonas montañosas que tengan hasta 1500 metros de altura.

Los acebos tienen un crecimiento bastante lento, suelen encontrarse mejor en aquellos lugares con Climas fríos y húmedos. Lo ideal es que estén en lugares sombreados o semi-sombreados donde también puedan estar protegidos de los fuertes vientos.

Tipos de acebo

Existen 6 tipos de acebo que debemos conocer:

Acebo común: es el más conocido y cultivado. De crecimiento bastante lento y que puede tener una altura de 10 metros. Posee flores pequeñas, frutos de color rojo llamativos y pequeños, que solo se dan en las plantas hembras de este tipo.

Acebo canario: procedente de las Islas Canarias. Sus hojas carecen de espinas y puede llegar a medir alrededor de 15 metros de altura.

Acebo cornudo: es un pequeño arbusto de forma redondeada que no llega a superar los 3 metros de altura. Posee hojas de gran tamaño, que son afiladas y espinosas.

Ilex crenata: son originarios de oriente, su forma por lo general es bastante compacta. Suele ser uno de los tipos más comunes en la jardinería debido a su variedad. En esta especie, los frutos que nacen son de color negro.

Ilex x altaclarensis: es una de las especies con más vigor y que tienen una alta resistencia, pueden adaptarse y tolerar perfectamente la contaminación ambiental que suele encontrarse en las zonas urbanas.

Es muy variado, por lo que podemos encontrar algunos con hojas completas, otras que son espinosas o que tienen forma aserrada. Igualmente, la tonalidad de verde que presentan sus hojas puede variar.

Ilex dipyrena: da siempre la percepción de estar erguida, puede llegar a medir alrededor de 12 metros de altura. Esta especie en particular, a medida que envejece, va perdiendo las espinas de sus hojas. Aunque sus frutos también se presentan de color rojo, estos son más grandes que el de las otras especies.

Cuidados del acebo

Como ya se ha mencionado, el acebo es una planta de exterior que no puede estar expuesta directamente a la luz solar, por lo que, lo recomendable es que la misma se coloque en zonas donde pueda tener una buena sombra y que pueda recibir una cantidad considerable de brisa sin que la misma sea exageradamente fuerte.

El Ilex aquifolium también requiere una cantidad de agua abundante ya que la humedad es muy importante para esta planta. Durante su crecimiento, no necesita de un cuidado especial o del uso de algún producto específico, lo que sí será necesario, es vigilar constantemente que crece o se mantiene en buen estado.

En el caso de querer o necesitar usar algún tipo de fertilizante que ayude al control o prevención del ataque de las plagas, lo ideal es que se use uno que sea bastante suave, pues se debe evitar que las hojas y frutos, que son delicados, puedan dañarse de alguna manera.

Si deseas cuidar esta planta y evitar que sufra cualquier daño, lo recomendable es que además de regar la tierra donde se encuentra plantada, también se pulverice un poco de agua sobre sus ramas, hojas y frutos, especialmente en aquellos lugares que se vean secos. Así podremos asegurarnos de que la planta reciba la humedad necesaria para poder tener un mantenimiento optimo y adecuado.

Aunque el acebo es una planta de crecimiento lento, es necesario que se poden sus ramas y que se quiten aquellas semillas que no llegan a nacer en la primavera, en especial si decidimos trasplantarla o tener en nuestro jardín diferentes ejemplares de este hermoso arbusto. Cuando se poda el acebo y se limpia de esta manera, podremos tener una hermosa decoración en nuestro hogar sin que se necesite hacer daño a nuestro ambiente con químicos perjudiciales.

¿Cómo podar un acebo correctamente?

Si lo que deseas saber es como podar un acebo de manera correcta, debes hacer es seguir estos pasos:

  • Se debe realizar antes de que su etapa de crecimiento comience, esto quiere decir que, debe hacerse cuando esté finalizando el invierno o cuando inicia la primavera. Si tienes alguno que se encuentre enfermo, deberás darle su tratamiento adecuado y luego eliminar todas aquellas ramas que estén quebradas y que sepas que ya no van a salvarse.
  • Antes de comenzar a podar asegúrate bien de saber que vas a realizar con cada rama, si vas a podarla por completo o si solo hará un pequeño recorte para que la planta mantenga la forma que deseas o que ya tiene.
  • En el caso de que desees quitar una rama completamente y que la misma no nazca de nuevo, lo que debes hacer es podarla desde la parte leñosa antigua, es decir, desde donde nace la rama. Al realizar allí una corte que sea severo, lo más seguro es que la misma no vuelva a crecer.
  • Si por el contrario solo quieres hacer un corte sencillo para mantener la forma, lo que debes hacer es quitar el extremo de la rama. Deberás hacer un corte directo sobre el brote lateral. Si lo haces en la parte media de la rama, podrías dañarla.
  • Ahora bien, si deseas que se vea como los arbustos comunes, lo que deberás hacer es podarlo por todo lo largo de la superficie por donde crecen las hojas.
  • Si lo que quieres es una apariencia más fresca y menos formal, déjalo crecer de manera natural.
  • Si cuando comienzas a podar, notas que tu acebo está enfermo, sigue cortando hasta que llegues a una zona de crecimiento sana. Se deberán eliminar todas las zonas que estén enfermas para evitar que el arbusto entero enferme y muera.
  • Cada vez que vayas a podar un arbusto que se encuentre enfermo, recuerda siempre limpiar correctamente las herramientas a usar, pásalas por alcohol desnaturalizado cada vez que vayas a cortar una rama, pues cuando podas una parte que está sana y no limpiar tu herramienta, se corre el riesgo de propagar la enfermedad a zonas sanas de la planta.
cuidados del acebo

Enfermedades del acebo

Una de las cosas más importantes que debe saber una persona que tenga un falso muérdago, es sobre las enfermedades del acebo y como poder identificarlas, pues estas pueden causar daños severos en el árbol o hacer que el mismo muera prematuramente.

Algunas de las enfermedades más comunes y que son altamente dañinas para estos árboles son:

Punto de alquitrán: esta es una infección del tipo micótica que puede atacar a estos árboles. Por lo general, suele aparecer durante la primavera, especialmente cuando el clima es bastante fresco y lleno de humedad. Se puede observar como una mancha amarilla que aparece en las hojas de la planta.

Una vez que esta mancha aparece, la hoja infectada comenzará a tornarse más oscura, de color marrón hasta que finalmente queda negra y se cae. Si se detectan estas manchas, lo ideal es eliminar la hoja afectada para evitar propagaciones.

hoja de acebo

Chancros: otra infección micótica pero que en esta ocasión afecta a los tallos de las hojas. Los chancros hacen que los tallos presenten manchas que el caso de no poder ser detectadas, podrían ocasionar un daño tan severo que la planta podría morir. Una vez que se detecte, los tallos deberán cortarse para evitar que otros se contagien y la enfermedad se propague.

Mancha púrpura: esta mancha aparece cuando el arbusto se encuentra herido, tiene algún tipo de daño o si el mismo se encuentra seco y carente de nutrientes. Las manchas aparecerán en las hojas, tal como su nombre lo indica, el color de las mismas es un púrpura oscuro. Las hojas afectadas deberán eliminarse antes de que otras se contagien.

Spine Spot: conocidas como las manchas de la columna, estas ocurren cuando las hojas del árbol son perforadas. Como ya sabemos, estas hojas son por lo regular afiladas y con puntas, por lo que una perforación, aunque sea pequeña, podría hacer que su crecimiento no sea correcto. Esta es una mancha similar a la púrpura pero en este caso, la hoja de color gris con un anillo púrpura alrededor de la mancha. Como es de esperarse, las hojas manchadas deberán eliminarse de manera inmediata.

Clorosis: Esto pasa cuando una planta de acebo tiene deficiencia en hierro. Cuando estos ocurre, las hojas se pueden observar de color amarillo o de verde claro con venas visibles de color verde más oscuro. Esta falta de hierro se debe a un desequilibrio del pH en el suelo. Si se corrige esto y se equilibra el nivel de pH, la propagación de esta enfermedad puede detenerse y desaparecer por completo.

También te recomendamos conocer todo sobre los cactus de navidad de hojas arrugadas.

La planta de navidad o Acebo: caracteristicas, cuidados, tipos, enfermedades y mas