Saltar al contenido

Cómo cuidar suculentas en invierno

Las suculentas, son plantas realmente especiales con una forma y una energía particular que encantan a todos, sin embargo, al ser unas plantas tropicales de climas prácticamente secos o semidesérticos, requieren de cuidados especiales cuando llega el invierno.

Por lo cual, el día de hoy enseñaremos Todo lo que necesitas saber para cuidar tus suculentas en invierno.

¿Qué es una Planta suculenta?

Las Suculentas, son hermosas plantas exóticas, propias de las tierras calientes y tropicales, que tienen la particularidad de guardar agua en sus tallos, por lo que estos son gruesos y muchas veces de colores vibrantes y formas realmente encantadoras.

Otra particularidad de estas plantas, es que muchas veces las hojas de éstas se encuentran modificadas en forma de espinas, como en el caso de la súper conocida Aloe vera, o simplemente, poseen espinas.

Estas adaptaciones fueron generadas evolutivamente para evitar la desecación de la planta en el clima de donde son origen, y son precisamente las que las hacen tan codiciadas y queridas por todos.

¿Por qué las personas quieren Plantas Suculentas?

Las Plantas Suculentas no solo son muy hermosas y especiales, sino que también son de poco cuidado, lo que la hace las favoritas, sobre todo para personas que no les cuesta estar tan atentas al cuidado y mantenimiento de las mismas.

Otra particularidad especial de estas bellas plantas, es que soportan muy bien estar en interiores, requieren poca agua y aportan una energía especial y vibrante a sus poseedores, razón por la cual abundan en oficinas, negocios y decoraciones de interiores.

Sin embargo, las Plantas Suculentas se ven afectadas durante el invierno, sobre todo en zonas donde el invierno es bastante crudo.

 

¿Qué le puede suceder a mis Plantas Suculentas durante el invierno?

Durante el invierno las plantas en general, y las Plantas Suculentas en particular, caen en un estado de letargo. Durante este periodo, las plantas regulan sus funciones vitales al mínimo mientras pasa el periodo de frio.

La condición de letargo es algo completamente natural, y también es fruto de las adaptaciones evolutivas de estas plantas, recuerda que en su ambiente natural no existe el invierno.

Tu puedes pensar que tus Plantas Suculentas no tienen de que preocuparse porque tu estarás allí para ellas, pero igual, ellas requieren entrar en esta condición de letargo, así que no tienes de que preocuparte.

Solo debes estar atento a brindar las mejores condiciones y cuidados que serán mínimos para tus Suculentas durante el invierno.

¿Cómo cuidar Suculentas en Invierno?

Para cuidar tus Plantas Suculentas durante el invierno, solo debes estar pendiente de unos pocos aspectos fundamentales que te presentamos a continuación:

Suministro de agua.

Regularmente tus Suculentas no requieren de mucha agua para vivir, pues si colocas en exceso solo lograras que se pudran, por lo tanto, deberías regarlas, en condiciones naturales, máximo una vez a la semana.

Durante el invierno, tus plantas están en estado de letargo, por tanto, requerirán menos agua aun. Espera que la tierra alrededor de tus plantas se seque, esto es un buen indicador. Y riega tus plantas alrededor de cada 15 o 21 días.

Luz necesaria.

Este aspecto si es totalmente fundamental para el cuidado de la salud de tus Plantas Suculentas. Debes garantizar un suministro de luz por lo menos 5 o 6 horas diarias, de lo contrario, tus plantas comenzarán a verse opacas, y sus tallos se alargarán.

Para garantizar un adecuado suministro de luz, te recomendamos colocar tus plantas al aire libre durante algunas horas si el frio no es extremo, o que compres esas lámparas de luz artificial.

Mejor dentro de casa.

Hay personas que tienen sus Plantas Suculentas en el terreno del jardín. Dependiendo del tipo de suculenta y el tipo de invierno, estas lograrán soportar las duras condiciones climáticas.

Pero, si tus suculentas están en materos, no dudes ni un segundo en meterlas en casa, pues allí con una temperatura oscilante entre los 12 y 16 °C, estarán en mejores condiciones y tendrán más oportunidades para sobrevivir.

Aire fresco.

Así estén dentro de casa con una temperatura amigable, tus Plantas Suculentas requieren de aire libre, para conseguirlo, solo debes colocarlas cerca de una ventana durante algunas horas.

No es que les pegue el aire gélido directamente, sino que puedan aprovechar las corrientes de aire natural para oxigenarse un poco.